El Tiempo en España

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Hace 50 años hoy el Hombre pisaba por primera vez la Luna

Este sábado, 20 de julio, se cumple el aniversario de un logro histórico y tecnológico que marcaría un momento muy importante para la humanidad, con tres astronautas llegando a nuestro satélite
Imagen de Buzz Aldrin caminando por la Luna | NASA

 

Todos los libros de historia enseñan a los escolares un suceso transcendental en la historia de la humanidad, y es todavía reciente en la memoria de mucha gente porque ofreció imágenes espectaculares nunca vistas y la declaración que podemos llegar a cualquier lugar del espacio: un 20 de julio de 1969 el hombre llegaba a la Luna tras un largo viaje. Neil Armstrong, Michaels Collins y Edwin ‘Buzz’ Aldrin permitían conocer la superficie de la Luna a toda la humanidad.

Ya han pasado 50 años en que se completara la misión espacial más transcendental de todos los tiempos. El aterrizaje a nuestro satélite se produjo en un caluroso atardecer en Estados Unidos, pero en Europa se debieron ver las primeras imágenes en blanco y negro, a través de la televisión, en la madrugada del día 21. Millones de personas soñaron en España con los saltos de los astronautas en la luna, tras una retransmisión mundial con una de las mayores audiencias de la historia.

Cinco décadas más tarde os ofrecemos un breve viaje de lo que significó esta gesta, con algunos datos, anécdotas e incluso teorías de conspiración.

 

 

La carrera espacial en plena Guerra Fría

La obsesión por la carrera espacial fue a más a mediados del siglo pasado y, el lanzamiento del primer satélite artificial, Sputnik 1, por parte de la Unión Soviética puso en alerta a los Estados Unidos, que lo interpretaron como una amenaza militar y fundaron la NASA, la agencia espacial que tramó su misión principal: hacer llegar el hombre a la Luna antes de 1970.

Esta misión era considerada como un asunto de estado, ya que significaba todo el prestigio de Estados Unidos ante la amenaza de la Unión Soviética, cada vez más fuerte y con planes espaciales muy ambiciosos. Después de invertir miles de millones de dólares y de hacer varias misiones de prueba en el programa Apolo, el sueño se cumplió y el pasado 16 de julio despegó el cohete Saturno V para llevar al espacio 3 astronautas en la nave Apolo 11. Cuatro días después dejaban su huella en la Luna.

Imagen de la salida del cohete Saturno V con Apolo 11 hacia a la Luna | NASA

«Un pequeño paso para el hombre, un gran paso para la humanidad»

Hay una frase que pronunció el astronauta Neil Armstrong que resume bien el éxito espacial que consiguió Estados Unidos hace 50 años: «Un pequeño paso para el hombre, pero un gran paso para la humanidad». Seguramente la habrán oído o leído alguna vez, la dijo la primera persona que pisó la Luna.

Armstrong era un ciudadano cualquiera, no era militar porque el gobierno norteamericano quería desmilitarizar la misión y mostrar esta imagen a la Unión Soviética, que estaría pendiente de aquel momento. Este señor era un veterano de la guerra de Corea, había estudiado Ingeniería Aeronáutica y sabía pilotar aviones. Su modestia lo convirtió en leyenda, porque esquivaba todo reconocimiento y, cuando volvió a la Tierra, abandonó la NASA para dar clases universitarias en Ohio.

Imagen de los tres astronautas que protagonizaron aquel momento histórico | NASA

 

Sin embargo, Buzz Aldrin era el principal candidato en recorrer primero la Luna, porque era doctorado en Astronáutica, pilotaba aviones en Corea y era científico en la NASA. Su temperamento, sur antecedentes de depresión y alcoholismo obligaron a la NASA a dar finalmente la responsabilidad del primer paseo lunar a Armstrong, aunque Aldrin pilotó el módulo lunar.

El tercer astronauta era Collins, encargado de hacer volver la nave a la Tierra. Lo escogieron por casualidad, era claustrofóbico y tuvo que quedarse 24 horas solo dentro la nave mientras sus compañeros exploraban el terreno lunar. No llegó a pisar nunca la Luna y su gran miedo fue que la misión fracasase y debiera volver solo a la Tierra.

 

El primer suceso televisado de envergadura internacional de la historia

Ese 20 de julio de 1969, todo el mundo estaba pendiente del cielo y de la televisión. Los momentos de tensión en el centro de control de la NASA en Cabo Cañaveral terminaron cuando Armstrong comunicó «Aquí Tranquility Base. Eagle ha aterrizado». En ese preciso momento, y antes de que el astronauta hiciera el primer paso de la historia a la Luna, Estados Unidos ya sabía que la misión sería un éxito y era consciente de la gran repercusión mundial que tendría esta azaña.

Millones de personas de todo el mundo se reunieron para ver la llegada del hombre a la Luna en directo | Archivo

 

La NASA y los periodistas norteamericanos preparó una retransmisión en directo sin precedentes en aquellos tiempos, convirtiéndose en el primer gran espectáculo mediático global de la historia. Se calcula que cerca de 530 millones de personas lo siguieron en directo por televisión.

La gran noche de la conquista de la Luna dejó para la eternidad fotos y vídeos de los dos astronautas, tan celebres como la bolsa de basura que Armstrong tiró fuera de la nave, la huella del pie del astronauta en el suelo lunar, la foto de Aldrin con Armstrong y la Tierra reflejada en el casco del astronauta, o la bandera de los Estados Unidos recta clavada en la Luna. Fotografías que abrieron portadas de los periódicos de todo el mundo.

Imagen de la pisada de uno de los astronautas en la superficie lunar | NASA

 

Fue una experiencia muy intensa para los astronautas, pero en realidad estuvieron muy poco tiempo en la superficie lunar. Armstrong estuvo solo 2 horas y 17 minutos, Aldrin 1 hora y 49 minutos. Durante la misión, los dos hombres recogieron rocas lunares para analizarlas en la Tierra, instalaron un panel reflector para medir la distancia exacta entre nuestro mundo y el satélite, y pusieron un sismógrafo para percibir terremotos.

 

Hay quienes creen que el viaje a la Luna fue un montaje

Llegar a la Luna no fue una misión fácil, necesitó muchos recursos tecnológicos y superar muchas barreras, que incluso hoy en día algunas personas dudan que se pudiesen esquivar. Creen que son obstáculos imposibles y por lo tanto el hombre nunca aterrizó en la Luna.

El hecho que la bandera ondease sin gravedad ni aire, o que se grabarán varias sombras cuando solo debería haber una fuente de luz, el Sol, han animado las teorías de conspiración que desconfían del éxito final y por lo tanto viéramos un montaje.

Imagen de la bandera de los Estados Unidos clavada en la superficie de la Luna | NASA

 

Hay mucha gente que piensa que la NASA no disponía de la tecnología suficiente para realizar el viaje y que la presión de la Guerra Fría entre Rusia y Estados Unido y la obsesión de liderar la carrera espacial pudo llevar a los americanos a engañarnos, cuando demostraban que habían llegado a la Luna.

Aunque son solo teorías, después de ese histórico 20 de julio de 1969, seis naves más de la NASA pisaron la Luna en los años 70 y un total de 12 astronautas recorrieron su superficie. La última misión que llegó ahí fue el Apolo 17.

También te puede interesar: