TEMPORAL EN DIRECTO

⛔️ ❄️La nieve deja incidencias viarias en 100 carreteras y los ríos amenazan los valles del norte

PREVISIÓN

Las afectaciones del temporal polar irán remitiendo, pero el frío intenso no cede este finde

Un trozo de un asteroide potencialmente peligroso sobrevoló Japón en 2017

El asteroide descubierto en 2003 tiene un 6% de posibilidades de llegar a la Tierra, según los expertos
Imagen representativa de un asteroide acercándose a la Tierra | PixaBay

 

Un grupo de científicos ha descubierto que un asteroide que cruzó hace dos años el cielo de Kioto, en Japón, era parte de otro que podría impactar contra la Tierra dentro de 10 millones de años. Se trata de un cuerpo rocoso llamado ‘2003 YT1’ y está compuesto por dos asteroides que orbitan en torno a un campo gravitatorio común.

Un pequeño fragmento de ellos es el que impactó contra la tierra en abril de 2017 y, el otro, también lo podría hacer en un futuro siguiendo su trayectoria. Fue descubierto en 2003, de ahí su nombre, y los científicos indican que tiene solo un 6% de posibilidades de impactar contra la Tierra.

Según publica la revista ‘arXiv’ se calcula que el asteroide que se vio desde la Tierra hace dos años y medio, pesaba solo 29 gramos, media menos de tres centímetros y no representó ninguna amenaza para el planeta.

 

Imagen ilustrativa de la caída de un asteroide | Archivo
 

Una grabación fue clave en la investigación

Un grupo de investigadores consiguió captar en video la preciosa imagen de la roca ardiente mientras travesaba la atmósfera. Estas imágenes son las que sirvieron posteriormente para realizar diferentes análisis sobre la otra parte de este asteroide.

Según los expertos, la otra parte del ‘2003 YT1’ podría medir hasta dos kilómetros y es orbitada por otro de más pequeño que mide unos 200 metros de largo. Además, aclararon que es muy probable que 2003 YT1 sean escombros que podrían continuar desprendiéndose en el espacio.

 

 

No hay peligro para la humanidad

La investigación llevada a cabo por Toshihiro Kasuga, especialista japonés, no ha determinado las razones por las que el fragmento se separó del asteroide.  Aun así, tratándose de cuerpos pequeños, los expertos los han calificado como una amenaza para la Tierra, pero es muy poco probable que ocasionen daños sobre la humanidad.

Comentarios