Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

INSTAGRAM

🌩 Para ver fenómenos meteorológicos sorprendentes síguenos ¡Pincha aquí!

Dos meteoritos cruzaron el cielo de la península este fin de semana

Se observaron estas bolas incandescentes desde Toledo, Albacete, Almería, Granada y Sevilla, que son dos fragmentos del cometa Encke
Imagen de uno de los dos meteoritos que cruzaron el cielo del sur de la península la madrugada del fin de semana | Universidad Complutense de Madrid

 

El Complejo Astronómico de la Hita, en Toledo, registró la noche del sábado y en la madrugada del domingo la entrada en la atmósfera de dos fragmentos de roca que pertenecen a la cola del cometa Encke, el cuál circula durante los meses de octubre y noviembre relativamente cerca de la Tierra, provocando la lluvia de estrellas conocida como Táuridas.

 

Estos eventos extraordinarios han sido analizados por el astrónomo José María Madiedo de la Universidad de Huelva, que se encarga de controlar los cuerpos celestes que impactan en la Tierra. Él ha reconocido que los dos avistamientos se relacionan entre ellos y provienen del Encke. Las dos rocas entraron a la atmosfera terrestre a más de 100.000 km/h desintegrándose con un gran estallido de luz.

 

Las bolas de fuego se pudieron ver en el tercio sur del país

El primer meteorito hizo impacto el sábado, a unos 122 kilómetros de altura sobre el mar Mediterráneo, frente a la costa de Almería, desde donde la bola de fuego avanzó en dirección noroeste, extinguiéndose a unos 63 kilómetros de altura sobre la vertical de la localidad de Pueblo Blanco (Almería).

 

El segundo meteorito entro en la atmósfera la noche del domingo, a unos 113 kilómetros de altura sobre el oeste de la provincia de Albacete. La velocidad del impacto provocó que la roca se volviese incandescente, lo cual originó una gran bola de fuego que avanzó en dirección noreste, sobrevolando Albacete capital y continuando su marcha desde allí para finalizar a una altitud de unos 51 kilómetros, sobre el este de la provincia, tal como informa el centro de la Hita.

 

 

Encima Albacete, el rayo de luz que provocaba la roca desintegrándose fue muy vistoso y pudo ser grabado desde Almería como demuestra el tweet de Madiedo. Los fragmentos que causaron las bolas de fuego, se calcula que tenían un tamaño de casi un metro de diámetro. Por esta razón cuando se iban quemando contra la atmosfera produjeron este brillo tan intenso.

 

Los astrónomos no descartan que fenómenos similares puedan producirse a lo largo de las próximas noches.