El Tiempo en España

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

En puntos de Asia, hubo un bonito eclipse parcial de Sol el Día de Reyes

Este fenómeno astronómico es el primero del año y solo se ha podido ver en el noreste de Asia y en el Pacífico Norte
El primer eclipse solar del año se ha podido ver en China, Japón y en el este de Rusia | Archivo

 

Al cabo de una semana de empezar el nuevo año 2019 con mucha ilusión y grandes propósitos, hay países del mundo que han podido presencia el primer eclipse de sol del año, aunque sea parcial de hasta el 30% en Tokio, Japón.

El paso de la Luna entre la Tierra y el Sol ha dejado maravillosas fotografías en el noreste de Asia, en ciudades como Pekín, Tokio y Vladivostok o Irkutsk (Rusia), y en el Pacífico Norte. En algunos países se inició el 5 de enero, pero en las localizaciones más importantes se produjo el día de Reyes. No lo pudimos ver en directo en el cielo de nuestro país, pero las redes sociales si permiten ver esta maravilla después que suceda.

 

 

 

 

 

 

¿Qué diferencia hay entre un eclipse solar parcial y uno total?

La Luna se sitúa entre la Tierra y el Sol cada mes, pero no siempre se alinean totalmente para producir eclipses completos debido a que la órbita de la luna está ligeramente inclinada respecto a la de la Tierra. Esto hace que haya veces que se mueva por encima o por debajo de la cara del planeta.

Un eclipse solar total ocurre cuando la Luna oculta al Sol, proyectando una sombra en la Tierra. Para poder presenciar un eclipse solar total, se debe estar ubicado en la zona más oscura de esta sombra, donde la luz del Sol sea completamente bloqueada por la Luna: a esta zona se le llama umbra. Y observarlo siempre indirectamente o con protección en los ojos.

Los observadores del Sol que se encuentren en la zona donde la luz del Sol sea obstruida sólo en una parte, podrán apreciar un eclipse solar parcial: a esta zona se le conoce como penumbra. Es más habitual ver un eclipse solar parcial que uno total porque el primer tipo suceden en el planeta de dos a cuatro veces al año.

En España, este enero caen meteoritos con intensas luces sin avisar o ya con cita tenemos cerca un eclipse total lunar el 21 de enero y la superluna, porque además estará muy cerca de la Tierra, adoptará un color rojizo, conocido como ‘Luna de sangre’.