INSTAGRAM

🌩 Para ver fenómenos meteorológicos sorprendentes síguenos ¡Pincha aquí!

Lluvia de estrellas de las Leónidas: cómo y cuándo disfrutar del espectáculo

Disfrutar de la lluvia de estrellas de las Leónidas es uno de los grandes placeres del otoño. El mejor momento para su observación es al principio de la noche, antes de que aparezca la Luna
La noche del 17 al 18 de noviembre es el mejor momento para ver las Leónidas, aunque el tiempo no acompañará | pixabay

 

¿Cuándo verlas?

Disfrutar de la lluvia de estrellas de las Leónidas es uno de los grandes placeres del otoño para los amantes y aficionados de la astronomía. Estos meteoros, atraviesan el cielo nocturno cada año desde el día 6 de noviembre hasta el 30 del mismo mes, sin embargo, la madrugada que une el día 17 con el 18 será el mejor momento para visualizar el espectáculo nocturno, pues será el ritmo de la lluvia de meteoros será mayor (hasta 15 meteoros cruzarán cada hora).

Este año no se darán las mejores condiciones para su observación. Las nubes y la lluvia que se esperan este fin de semana podrán deslucir el fenómeno, salvo en Canarias y el litoral mediterráneo donde las predicciones son mejores.

Por su parte, la luz de la lunacomenzando a menguar, también puede ser un impedimento menor para vislumbrar la lluvia de estrellas, por lo que el mejor momento para verlas será la primera parte de la noche, antes de que salga el astro.

Como la Luna está en fase menguante no aparece hasta la madrugada. El OAN indica que el mejor momento para la observación será la primera parte de la noche. Si no queda otra que apreciar la lluvia de estrellas con el satélite presente, los expertos recomiendan dirigir la mirada en la dirección opuesta.

Además, también molestará la contaminación lumínica de las ciudades, por lo que para disfrutar de ellas, así como de cualquier otro fenómeno astronómico, será necesario abandonar los cascos urbanos.

Radiante de las Leónidas | IGN

¿De dónde vienen las Leónidas?

Los meteoros que dan forma a la lluvia de estrellas de las Leónidas, son fragmentos del cometa 55P/Temple-Tuttle. Cada año, sobre estas fechas, la Tierra atraviesa un anillo orbital repleto de los fragmentos de este cometa que se han desprendido de él en pasos anteriores. Cuando una de estas piezas entra en contacto con la atmósfera terrestre se vaporiza por la fricción con el aire, generando así un resplandor luminoso al que conocemos como estrella fugaz.

En su visión desde la Tierra, todos los meteoros que forman cada una de las distintas lluvias de estrellas que tienen lugar cada año, parecen tener un único punto de origen: el radiante. Esta localización en el universo es lo que da nombre a las Leónidas, pues, tienen su radiante en la constelación de Leo.

 

¿Cómo verlas?

Es a simple vista, con el mayor campo de visión posible, como deben observarse. Por ello lo mejor es observar desde un lugar con pocos obstáculos para la vista, y no utilizar instrumentos ópticos que limiten el campo de visión. Los prismáticos y los telescopios se podrán dejar en casa.