INSTAGRAM

🌩 Para ver fenómenos meteorológicos sorprendentes síguenos ¡Pincha aquí!

La NASA capta el momento de la explosión atómica del meteorito que cayó en el Mar de Bering

El asteroide cayó en diciembre en esta zona de Rusia y la gran explosión se produjo en la atmósfera terrestre. Se convierte así en el impacto más grande de los últimos 30 años
La explosión del meteorito fue 10 veces mayor que la de la bomba atómica | Archivo

 

Los sucesos astronómicos nos ofrecen sorpresas impresionantes de vez en cuando, como es el caso de lo que se vivió el pasado mes de diciembre en Rusia, cuando un impresionante meteorito provocó al impactar contra la atmosfera terrestre una explosión 10 veces mayor que la que causó la bomba atómica de Hiroshima en 1945.

Según informa la NASA, esta impresionante explosión tuvo lugar en el cielo, justo cuando el asteroide impactó contra la atmosfera de la Tierra encima del mar de Bering, cerca de la remota península rusa de Kamachatka. Además, la agencia espacial norteamericana ha revelado hace unos pocos días las imágenes del satélite TERRA que captó del momento de la explosión.

 

Cabe recordar que la fatídica bomba atómica que los Estados Unidos lanzaron sobre la ciudad japonesa de Hiroshima a finales de la II Guerra Mundial causó la muerte de 120.000 personas. Un dato que nos puede dar una idea de la importante explosión natural que se produjo en diciembre.

Los datos de los expertos indican que la explosión provocó un gran destello de luz en el cielo y, seguidamente, el asteroide recorrió varios quilómetros a una velocidad de 115.200 km/h hasta impactar en el mar de Bering sin causar heridos. Los satélites norteamericanos detectaron el fenómeno.

 

Imagen del rastro de destrucción que causó la bomba de Hiroshima en 1945 | Archivo

 

Hacia 30 años que un meteorito no provocaba una explosión tan fuerte

El meteorito caído en Rusia en diciembre pasado explotó a 25,6 kilómetros sobre la superficie de la Tierra con una energía de impacto de 173 kilotones, según informa la NASA. Esto convierte a esta explosión en la más fuerte de los últimos 30 años y en el meteorito más grande que llega a la atmósfera terrestre después de lo que cayó en 2013 en Cheliábisnk, también en Rusia. En aquella ocasión, la onda expansiva provocó cerca de 1.500 heridos.

Según los datos de la NASA, el meteorito caído en el mar de Bering cruzó una zona aérea «no muy lejana» de las rutas que cubren los aviones comerciales que viajan entre Norteamérica y Asia. Por esta razón, los expertos piden a las aerolíneas que informen si algún avión detectó el fuerte destello.