INSTAGRAM

🌩 Para ver fenómenos meteorológicos sorprendentes síguenos ¡Pincha aquí!

Descubren la molécula más antigua del espacio que reafirma la teoría del Big Bang

La NASA ha realizado este descubrimiento después de varias décadas de investigación mediante el observatorio SOFIA
Una nebulosa en la que la partícula descubierta pudo ser fundamental para su creación | Pixabay

 

Poco a poco los misterios y las fronteras del universo van reduciéndose. Gracias a la evolución de nuestra tecnología de investigación aeroespacial, los astrónomos de la NASA han anunciado el jueves pasado el descubrimiento de una partícula que existe en el universo desde el origen: han encontrado la primera molécula de hidruro de helio.

El hallazgo se realizó utilizando el Observatorio Estratosférico para la Astronomía Infrarroja (SOFIA en inglés), en una investigación conjunta con el Centro Aeroespacial Alemán. Esta partícula confirma la teoría de las etapas iniciales del Universo.

Según los astrónomos, el hidruro de helio ayudó a la creación de nuevas combinaciones químicas que debieron enfriar el universo primitivo, que permitió la formación de planetas y estrellas. En el Big Bang solo existían algunos tipos de átomos, en su mayoría helio e hidrógeno.

 

Dos elementos se unieron y crearon la partícula más antigua del espacio

En el presente estudio se explica que los astrónomos creen que después del Big Bang, los dos átomos se combinaron por primera vez y crearon la molécula más antigua del espacio, cuya prueba de existencia no se había detectado en el universo hasta ahora.

La NASA señala que el hallazgo «confirma una parte clave de nuestra comprensión básica de la química del universo primitivo y cómo evolucionó a lo largo de miles de millones de años en la química compleja de hoy».

 

¿De dónde proviene la molécula?

Tenemos relativamente cercana la presentación de la primera fotografía de un agujero negro, y el descubrimiento de esta partícula podría ser tan importante como cuando encontraron el ‘bosón de Higgs’, la partícula fundamental, pero la protagonista de esta noticia viene de más lejos que la partícula de Dios.

Los científicos encontraron la molécula en la nebulosa planetaria NGC 7027, ubicada unos 3.000 años luz de la Tierra, cerca de la constelación del Cisne. Los científicos observaron los rastros del compuesto en el área ya que las condiciones y la temperatura en la nebulosa corresponden aproximadamente a las características en las que apareció el hidruro de helio en el pasado.

La molécula evitaba a los científicos muchas décadas, necesitaron una larga búsqueda con diferentes sensores para atraparla. «Esta molécula estaba al acecho, pero necesitábamos los instrumentos adecuados para hacer las observaciones en la posición correcta, y SOFIA pudo hacerlo perfectamente», informó Harold Yorke, director del centro de ciencia del observatorio en California.

Comentarios