Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

INSTAGRAM

🌩 Para ver fenómenos meteorológicos sorprendentes síguenos ¡Pincha aquí!

Encuentran agua en el asteroide Bennu

El hallazgo lo ha hecho la sonda OSIRIS-REx de la NASA. Los científicos confían en que la información de esta roca pueda ayudar a estudiar el origen de la vida
Imagen del asteroide Bennu | NASA

 

Gran hallazgo el que ha llevado a cabo la NASA. La nave OSIRIS-REx ha encontrado agua encerrada en arcillas del asteroide Bennu. Según las primeras informaciones obtenidas, se ha confirmado la presencia de moléculas que contienen átomos de oxigeno y hidrogeno unidos entre ellos, que reciben el nombre de hidroxilos.

Según explican los científicos de la misión, los hidroxilos se encuentran por todo el asteroide en minerales arcillosos que contienen agua. Esta información determinaría que esta roca estuvo en contacto en algún momento con el líquido, aunque su tamaño es demasiado pequeño para albergarla. No obstante, el asteroide se desprendió de otro cuerpo mucho más grande que sí contenía agua.

 

Conocer el origen de la vida en la Tierra

Tal y como se propuso inicialmente la misión, esta información proveniente de Bennu puede ayudar mucho y de forma crucial a la hora de intentar conocer mejor el origen del sistema solar y de la vida en la Tierra. Unos datos que son iniciales y que se espera que aumenten a lo largo de la misión.

En este sentido, la nave volverá a la Tierra en 2023 con materiales extraídos del asteroide. Un momento que los científicos están esperando, porque la información que puedan aportar estos materiales puede ser muy importante para entender el origen de todo. De hecho, los expertos ya se atreven a catalogar de «tesoro» los nuevos datos.

La nave ha hecho una aproximación de 2,2 millones de quilómetros desde la Tierra hasta el asteroide entre agosto y diciembre. El día 3 de este mes, la sonda se situó a tan solo 19 quilómetros de Bennu, momento en el que los científicos dirigieron tres instrumentos hasta la roca, iniciando las primeras observaciones y aportado los primeros datos.

 

Una misión relevante y de mucha precisión

Estos próximos meses, OSIRIS-REx orbitará Bennu, convirtiéndose en la primera nave espacial en orbitar un elemento tan pequeño y tan cerca de su superficie. Este trabajo permitirá conocer mejor la masa del asteroide, sobre todo su estructura y composición. De momento, se ha comprobado que su superficie es mas rocosa de lo que se creía, mientras que se ha confirmado la simulación inicial del cuerpo en cuanto a su diámetro, velocidad de rotación, inclinación y forma.