Inédita hazaña de las naves ‘Voyager’: miden por primera vez la presión del fin del Sistema Solar

Es la primera vez que una nave espacial consigue llegar tan lejos y medir la presión absoluta en la frontera de nuestro sistema
Imagen de la zona del espacio en la que se encuentran las naves Voyager | NASA

 

Los científicos de la NASA han conseguido calcular la presión total de partículas en el sistema solar utilizando observaciones de rayos cósmicos galácticos gracias a la misión de las naves ‘Voyager’. Este hecho es muy noticiable ya que no solo nos informa sobre nuestro propio sistema solar sino también sobre la dinámica alrededor de otras estrellas y sistemas planetarios.

Dicha presión total, ha sido medida en su totalidad por primera vez y se ha descubierto que es alta y mayor de lo esperada. Se trata de una región difícil de ser estudiada ya que se sitúa a 14.000 millones de kilómetros de la Tierra. Pero el posicionamiento tan lejano por primera vez de las naves ‘Voyager’, ha hecho posible las mediciones. Para medir la presión, una de las naves, la ‘Voyager 1’, tuvo que salir del sistema solar, mientras que otra nave, la ‘Voyager 2’, se quedó dentro de la influencia de la Tierra.

 

Reprodución artística del aspecto de la sonda 'Voyager' | NASA
 

Cuando se conoció la distancia entre ambas naves espaciales, se pudo calcular la presión absoluta, así como la velocidad del sonido que era de 300 km/s, siendo mil veces más rápido de lo que se mueve por la troposfera de nuestro planeta.

En nuestro planeta, también tenemos una presión absoluta determinada. Esta presión es creada por moléculas de aire que son arrastradas por la misma gravedad que genera la Tierra. Así pues, en el espacio exterior también hay una presión absoluta, aunque en ese caso, es creada por la aceleración de partículas que son calentadas por el sol.

 

Imagen didáctica de la investigación de las naves 'Voyager' | NASA

Diferencias entre ambos rayos cósmicos

Los científicos se percataron de que los rayos cósmicos no eran exactamente idénticos entre ambas naves. En la ‘Voyager 2’ dentro del sistema solar, notó un claro descenso de la cantidad de rayos cósmicos alrededor de la nave, tanto en los horizontales como en los verticales. Pero la ‘Voyager 1’ situada fuera del sistema solar, notó que disminuyeron los rayos cósmicos que viajaban perpendiculares al campo magnético de la región.

Esta diferencia denota que algo pasa cuando la onda cósmica traviesa los límites del sistema solar y es una incógnita que aún está por resolver, ya que todavía no se ha publicado ninguna explicación certera.

Al fin y al cabo, esta investigación sobre la presión absoluta en el límite del sistema solar pretende en un futuro comprender cómo el Sol influye en el espacio interestelar y sobre la dinámica alrededor de otras estrellas y sistemas planetarios.