INSTAGRAM

🌩 Para ver fenómenos meteorológicos sorprendentes síguenos ¡Pincha aquí!

Descubren que el planeta Venus pudo contener vida durante millones de años

Durante 2.000 a 3.000 millones de años tras su formación, Venus pudo haber mantenido un ambiente habitable, tiempo suficiente como para que la vida surgiera en este planeta
Aspecto del planeta Venus | NASA

 

Un nuevo estudio dirigido por el Instituto de Goddard de Ciencia Espacial (GISS) de la NASA concluye que el planeta Venus tuvo durante miles de millones de años unas características que la habrían hecho habitable y quizás hubo en ese periodo de tiempo algún estilo de vida.

Los investigadores han simulado como sería el entorno de Venus en función de los cambios en la composición atmosférica y el aumento gradual de la radiación solar a medida que el Sol se calentó a lo largo de su existencia.

Con esta investigación, los científicos han comprobado que Venus presentaba un océano de aguas poco profundas y una pequeña cantidad de agua quedó atrapada en el suelo. Todas las simulaciones señalan que Venus habría podido mantener temperaturas estables, desde un mínimo de 20 ºC hasta un máximo de 50, durante aproximadamente 3.000 millones de años. Si no fuera por una serie de factores que transformaron el planeta en un infierno, incluso sería habitable hoy.

 

Cuando Venus se parecía a la Tierra

Todo comenzó hace unos 4.200 millones de años, unos pocos cientos de millones de años después de que Venus se formara y acabara de terminar un período de enfriamiento rápido. En este punto, suponiendo que Venus se sometió a un proceso similar al de la Tierra, su atmósfera habría estado dominada por dióxido de carbono.

Hace 715 millones de años, según el estudio de Way y Del Genio, la atmósfera habría sido similar a la de la Tierra hoy en día, compuesta principalmente de gas nitrógeno con trazas de CO2 y metano. Estas condiciones podrían haberse mantenido estables hasta la actualidad si no fuera por un evento de desgasificación masiva.

Reconstrucción de la superficie de Venus | NASA

 

El final de la Venus con garantías de vida

Hubo un cataclismo geológico que obligó al planeta a sufrir una reconfiguración superficial. El relieve liberó grandes cantidades de magma burbujeando y con ello cantidades masivas de CO2 a la atmósfera. Este fenómeno hizo que su aire ganase tanta densidad y gases de efecto invernadero que habría desbocado la temperatura global hasta convertir el planeta en un lugar infernal con temperaturas medias de 462ºC.

De manera que Venus fue habitable una vez, aunque no esté dentro de la zona habitable respecto nuestro Sol. «Tiene actualmente casi el doble de radiación solar que tenemos en la Tierra. Sin embargo, en todos los escenarios que hemos modelado, hemos encontrado que Venus aun así podía presentar temperaturas superficiales susceptibles de agua líquida» explicó Way.