El Tiempo en España

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Saturno está perdiendo sus anillos absorbidos por el planeta

Una investigación de los astrónomos de la NASA estima que en unos 100 millones de años estos elementos de hielo y polvo serán arrastrados por la fuerza de la gravedad del planeta
Desaparecen los anillos de Saturno | NASA

 

Tristes noticias para los aficionados a la astronomía. Saturno, el señor de los anillos del sistema solar, billones de particulas de hielo, polvo y piedras, que giran en una perfecta esfera alrededor del planeta desde hace millones de años, se está quedando sin ellos.

Los científicos de la NASA lo anuncian con mucha seguridad, los anillos de Saturno son atraídos hacia el planeta por la fuerza gravitatoria como una lluvia sucia de partículas de hielo bajo la influencia del campo magnético de Saturno. 

«Estimamos que esta 'lluvia de anillos' drena una cantidad de productos de agua que podrían llenar una piscina de tamaño olímpico desde los anillos de Saturno en media hora», explica en un comunicado James O'Donoghue, del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland.

O'Donoghue es el autor principal de un estudio sobre la lluvia de anillos de Saturno que ha sido publicado en la revista Ícarus el pasado 17 de diciembre. Las primeras evidencias de que existía la lluvia de anillos llegaron de las observaciones de las sondas Voyager. Actualmente, Saturno está perdiendo sus icónicos anillos a un nivel muy elevado según las observaciones de estos dos satélites que ya han abandonado el sistema solar.

El autor de este informe informa que «todo el sistema de anillos desaparecerá en 300 millones de años, pero a esto se suma el material del anillo que la nave Cassini detectó cayendo en el ecuador de Saturno, lo que reduce la esperanza de vida de los anillos a menos de 100 millones de años de vida. Se trata de un periodo relativamente corto, en comparación con la edad de Saturno de más de 4.000 millones de años».

Los anillos se formaron después del nacimiento de Saturno

Los investigadores se han preguntado en muchas ocasiones si Saturno se formó con los anillos o aparicieron más tarde. La nueva investigación ve más posible este último caso, e indicaria que tienen una antigüedad de menos de 100 millones de años, ya que «el anillo C tardaría tanto en convertirse en lo que es hoy, suponiendo que alguna vez fue tan denso como el anillo B».

«Tenemos la suerte de estar cerca para ver el sistema de anillos de Saturno, que parece estar en medio de su vida útil. Sin embargo, si los anillos son temporales, tal vez por eso no veamos actualmente los sistemas de anillos gigantes de Júpiter, Urano y Neptuno», comunica O'Donoghue.

Se han propuesto diversas teorías para el origen del anillo. Si el planeta los generó siendo el objeto como el actual, los anillos podrían haberse formado cuando chocaron pequeñas lunas heladas en órbita alrededor de Saturno, tal vez porque sus órbitas fueron modificadas «por un tirón gravitacional de un asteroide o cometa que pasaba», cree la NASA.

 

 

Bloques de hielo de muchos tamaños atraídos por la gravedad de Saturno

Los científicos creen que  los anillos de Saturno son en su mayoría elementos de hielo de agua que tienen diferente tamaño, desde granos de polvo microscópicos hasta bloques rodados de varios metros de ancho. Las partículas del anillo quedan atrapadas en un baile de equilibrio entre la atracción de la gravedad de Saturno, que quiere arrastrarlas hacia el planeta, y su velocidad orbital, que quiere lanzarlas hacia el espacio.

Las partículas diminutas pueden liberar electricidad por la luz ultravioleta del Sol o por las nubes de plasma que emanan del bombardeo estelar. Cuando esto sucede, las partículas pueden sentir l'atracción del campo magnético de Saturno, que se deforma hacia el planeta en los anillos de Saturno.

En algunas partes de los anillos, cargados electromagneticamente, se descompensan las fuerzaa sobre estas diminutas partículas dramáticamente, y la gravedad de Saturno las empuja a lo largo del espacio del campo magnético hacia la atmósfera superior.