El Tiempo en España

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

La Vía Láctea sufrió un gran choque entre galaxias hace diez mil millones de años

Investigadores de la Misión Gaia de la Agencia Espacial Europea aseguran que nuestra actual galaxia es producto de una fusión interestelar o un acto de ‘canibalismo’ cósmico
Recreación del choque entre la Vía Láctea y la otra galaxia capturada | ESA

 

Según un equipo internacional de astrofísicos que trabajan en la Agencia Europea Espacial, nuestra galaxia, la Vía Láctea, se tragó otra galaxia hace unos diez mil millones de años. La Vía láctea era todavía joven, se calcula que debía tener unos tres mil millones de años, cuando se fusionó con la otra, y este suceso cósmico provocó un cambio de dirección a unas treinta mil estrellas que formaban un conjunto que se movía por la Vía Láctea.

 

La llave para descubrir la segunda galaxia ha sido la detección de las estrellas. Y la herramienta que lo ha permitido ha sido la Misión Gaia de la Agencia Espacial Europea (ESA). Se trata de un observatorio espacial que determina con precisión las posiciones y los movimientos de más de 1.300 millones de objetos.

 

Reconocer las estrellas con una órbita diferente a las demás iluminó el descubrimiento

El grupo de investigadores, dirigidos por Amina Helmi de la Universidad de Gronigen (Holanda), ha presentado los resultados a la revista ‘Nature’. Describen que estudiaron a 7 millones de estrellas de las que ya conocían sus velocidades y sus posiciones tridimensionales.

 

Localizaron unas treinta mil estrellas, que mezcladas con otras, tienen la peculiaridad que se mueven en sentido contrario a la mayoría de los otros cien mil millones de estrellas de nuestra galaxia. Explican en la publicación que presentan un color y un brillo que indican que pertenecían a una población estelar concreta.

 

Por esta razón, Helmi concluye que «el conjunto de estrellas que detectamos con Gaia presenta todas las propiedades que podríamos esperar de los restos de una fusión galáctica». La ESA destacó este hallazgo con el siguiente tweet en su cuenta:

 

 

La galaxia capturada por la Vía Láctea se ha bautizado como Gaia- Encélado

Para confirmar esta hipótesis, realizaron simulaciones por ordenador para recrear que pasa cuando colisionan dos grandes galaxias. Los autores dicen que se puede distinguir que estas estrellas nacieron en otra galaxia porque tienen unas propiedades químicas únicas y diferentes. El nacimiento de la actual Vía Láctea de puede ver en un vídeo de la simulación que desarrollo Helmi.

 

 

 

El choque generó un disco grueso, uno de los dos que configuran el disco galáctico. En él, se contiene el 20% de las estrellas de la galaxia. La galaxia extinguida pudo ser capturada involuntariamente en un encuentro muy espectacular, media como una de las nubes de Magalhaes, es decir, unas diez veces más pequeña que la actual Vía Láctea.

 

No ha sido el último suceso violento de la Vía Láctea, se cree que hace menos de mil millones de años, nuestra galaxia esquivó de chocar con otra, y el incidente modificó la órbita de muchas estrellas.