INSTAGRAM

🌩 Para ver fenómenos meteorológicos sorprendentes síguenos ¡Pincha aquí!

PREVISIÓN

Paréntesis de lluvias este martes con temperaturas sensiblemente otoñales

CIENCIA

Los humanos pueden regenerar tejidos igual que las lagartijas

Vientos de hasta 180 km/h en el Adriático con graves destrozos

Se ha registrado un herido en Italia y muchos daños materiales a causa del fuerte vendaval. Muchos países que bordean este mar han sufrido las consecuencias del temporal
Un coche aplastado por un árbol caído por el viento en Italia | Twitter

 

Pese a que el anticiclón aporta una gran calma meteorológica en la mayor parte de Europa, no se comporta del mismo modo en todos los sitios. Es el caso de la zona bañada por el mar Adriático, justo al límite de las altas presiones, donde un corriente de fuertes vientos ha barrido prácticamente todo el territorio dejando rachas huracanadas de hasta 180 km/h. El temporal se ha saldado con un herido en Italia y muchos daños materiales.

Es lo que se conoce como viento 'bora', muy típico en la zona en días invernales de anticiclón y que sacudió el sábado muchos países. Algunos de los registros más espectaculares en zonas pobladas son los 169 km/h en Marjan y Makarska (Croacia), 152 km/h en Dubrovnik, 131 km/h en Mostar (Bosnia) o 126 km/h en Split (Croacia).

El fuerte viento ha alterado mucho el mar en las costas de Italia, donde los paseos marítimos y muchas viviendas han sufrido desperfectos por las olas. Asimismo, en toda la zona afectada por el viento han caído muchos árboles, numerosos camiones se han tumbado de lado o algunos tejados han salido volando, como en la estación de esquí de Campo Felice, donde se ha registrado el único herido. Estas son algunas de las imágenes más espectaculares del temporal:

 

 

El viento ‘bora’, un clásico del invierno en el Adriático

La 'bora' es un viento catabático característico del norte y noreste que sopla en el mar Adriático, Croacia, Italia, Grecia, Eslovenia y Turquía. Este fenómeno se da sobre todo en invierno en épocas anticiclónicas, cuando las isobaras del anticiclón se juntan con las de una perturbación y crean una corriente de fuertes ráfagas de viento frío en toda el área canalizados desde los Alpes Dináricos.

Pese a que esta situación dura pocas horas normalmente, acaba causado muchos problemas por la fuerza con la que sopla el viento. El temporal ya ha marchado del Adriático este domingo y el vendaval, menos intenso, se ha trasladado al norte de África.

 

Comentarios