El Tiempo en España

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

NOVEDAD

🌞 Cada día la previsión del tiempo en Instagram, síguenos pinchando aquí

Se hunde una playa en Australia causando un gran agujero

De forma muy repentina, un deslizamiento de tierra ha socavado 300 metros de playa en la península de Inskip, que si sitúa en la costa este de la isla
Comparativa de la playa sin el socavón (izq.) y después del hundimiento (derecha) | ABCNews

 

Una playa bucólica en el Parque Nacional Gran Arenosa, a 3 horas de la ciudad de Brisbane, en la costa este de Australia, va a camino de desaparecer por el efecto de erosión de las corrientes marinas y el material arenoso débil que forma el lugar.

Se trata de la playa de Rainbow Beach, que sufre des de hace años un retroceso constante, pero en el último mes se ha producido un agujero impresionante que mide entre 200 y 300 metros de largo y una profundidad de 7,5 metros.

Este riesgo natural es frecuente en la zona y a lo largo de los últimos años se ha ido tragando la playa, y esta vez el agujero ha alcanzado el bosque de esta península. Sin embargo, no ha provocado daños materiales ni personales.

 

 

Hay antecedentes de otros hundimientos en el pasado en la misma playa

El sitio del fenómeno natural se sitúa a 150 metros de los campings más cercanos. Algunos geólogos de la región han vaticinado nuevos socavones porque es un sector litoral muy inestable y de peligro regular. En septiembre de 2015, se abrió otro agujero similar en un camping de Rainbow Beach.

Los campistas que se alojaban en la zona oyeron el ruido y pudieron escapar, pero en esta ocasión se produjeron caídas de caravanas, tiendas de campaña, etc. Como en esa vez, días antes del fenómeno geológico algunos agentes turísticos del lugar veían que estaban sucediendo cambios en la costa y las aguas estaban agitadas. Son los síntomas del hundimiento.

 

El gobierno australiano desaconseja acceder a la playa hundida

Mediante un comunicado, el Ministerio de Ciencia y Medio Ambiente ha pedido a los usuarios de un camping cercano y en general a los turistas que eviten la playa hundida. El proceso final de erosión se produjo durante la noche del 23 y 24 de septiembre, pero no se descarta que vuelva a haber más en 12 meses o en unos cuantos años.

Los geólogos responsables del departamento de seguridad ciudadana del ministerio afirman que el deslizamiento de tierra «se debe a un progresivo socavamiento de la línea de costa debido a olas, corrientes y mareas».