Japón se prepara ante la llegada del súper tifón

El tifón se encuentra en categoría 4 y tiene previsto llegar al archipiélago este sábado, dejando graves incidencias a su paso
Imagen del tifón des del satélite Himawari-8 | Himawari-8

ACTUALIZADO: 16.50 horas

El este de Japón tiembla y se prepara para la llegada inminente del tifón Hagibis. Está previsto que este sábado golpee el este de Japón con rachas de viento cercanas a los 160 km/h y con lluvias torrenciales. La Agencia Meteorológica de Japón (JMA) ha recomendado cancelar todas las actividades al aire libre, y ya ha causado la cancelación de centenares de vuelos domésticos previstos para el sábado, así como las conexiones ferroviarias de alta velocidad y líneas locales y regionales.

Este viernes Hagibis ya no es un súper tifón de categoría 5 pero solo ha bajado un escalón, y mantiene vientos sostenidos de hasta 210 km/h siendo un huracán de categoría 4. En las próximas horas se irá desplazando hacia el norte sobre aguas del Pacífico más frías, con lo que su intensidad disminuirá hasta llegar a categoría 2 en las próximas 24 horas.

Las lluvias provocadas por el tifón registrarán más de 800 l/m2 en la región central de Tokai, y alrededor de unos 600 l/m2 en la de Kanto, que incluye el Área Metropolitana de Tokio. Las autoridades también alertan del riesgo que se produzcan inundaciones, deslizamientos de tierra y accidentes derivados de desprendimiento de objetos debido a los vientos huracanados.

 

 

Ante estas adversidades, los centros comerciales cerrarán este sábado, así como el parque de atracciones Disney Tokio. Previa a la llegada del temporal, algunos supermercados se han quedado sin productos de primera necesidad, como pan o agua.

Los mundiales, afectados

La llegada del Hagibis también ha provocado la cancelación de los partidos en la parte final de la fase de grupos de la Copa Mundial de Rugby de Japón previstos para el sábado, y podría afectar además a la celebración del Gran Premio de Japón de Fórmula Uno prevista para el domingo en Suzuka.

 

 

La súper tormenta

El súper tifón nombrado Hagibis, durante la jornada de ayer afectó ya a las islas Marianas provocando aguaceros torrenciales, rachas de viento muy significativas y numerosos destrozos. Este miércoles ya ha alcanzado la categoría 5 sobre 5 y se dirige en dirección noroeste hacia Japón, impidiendo celebrar dos partidos de la Copa del Mundo de Rugby en la isla de Yokohama y amenazando el Gran Premio de Fórmula 1.

El devastador tifón está siendo mediático por la rapidez con la que ha pasado de tormenta tropical a tifón de máxima categoría. Sus vientos pasaron de 90 a 260 km/h en tan solo un día, llegó a una presión mínima de 900 hPa y en el Pacífico occidental se han registrado olas de hasta 18 metros de altura. Estos registros lo convierten en el segundo tifón más rápido y explosivo de la historia detrás del ‘Forrest’ del 1983. Aun así, queda por detrás del famoso huracán ‘Dorian’ de este mismo año y que fue más dantesco.

🔴 ¿Te ha gustado esta noticia? Recibe todas los avisos más impactantes del tiempo ¡Haz click aquí!

 

Previsión para los próximos dias de la evolución del tifón 'Hagibis' | CIMSS

 

Evolución del Hagibis

Si las previsiones se acaban cumpliendo, de cara a las últimas horas del viernes, el tifón afectará las primeras islas de Japón con categoría 4, pero no será hasta sábado cuando afecte de una manera más extensa a toda la isla japonesa. A partir de ese momento, se encontrará con aguas menos cálidas y eso hará que pierda fuerza.

Se estima que afectará como categoría 2 la mayor parte de Japón durante el sábado y, aunque pierda fuerza, aún se pueden registrar rachas máximas de viento cercanos a los 160 km/h, olas de más de 15 metros de altura y precipitaciones que podrían superar los 600 litros/m2 en 24 horas.

 

 

 

Diferentes acontecimientos deportivos afectados

La Copa del Mundo de Rugby en la isla de Yokohama o el Gran Premio de Fórmula 1 en Suzuka, serán dos de los tantos acontecimientos que estarán en el punto de mira, debido al paso del súper tifón este fin de semana.

La peligrosa borrasca ya ha sacudido el mundo del Rugby, ya que los organizadores han revelado que dos de los encuentros más esperados de la fase de grupos, Inglaterra-Francia y Nueva Zelanda-Italia, han sido cancelados y declarados como sendos empates.

«Si bien realizamos todos los esfuerzos posibles para desarrollar un plan de contingencia que posibilitaría la celebración de los partidos del sábado, sería de máxima irresponsabilidad exponer a los equipos, al público, a los voluntarios y al personal del torneo a los efectos de lo que, según las previsiones, será un tifón severo», han explicado los organizadores en una rueda de prensa. Sin embargo el Irlanda-Samoa sí se disputará.