INSTAGRAM

🌩 Para ver fenómenos meteorológicos sorprendentes síguenos ¡Pincha aquí!

ATENTOS AL CIELO

La lluvia de estrellas de las Gemínidas llega esta semana

Mozambique otra vez arrasada por un ciclón, semanas después de sufrir el Idai

Este nuevo huracán excepcional, Kenneth, de categoría 4 cuando tomó tierra el jueves pasado, ha provocado 5 muertos y ha obligado a desalojar cerca de 30.000 personas
Imagen de las destructivas consecuencias del huracán Kenneth en Mozambique | @simonallison

 

Un mes después que la tormenta ‘Idai’ azotará Mozambique con enormes perdidas humanas y materiales, el potente ciclón Kenneth ha vuelto a dejar un río de muerte y destrucción en este país y en las islas de Comoras.

Ha azotado principalmente el norte del país africano, con al menos 5 víctimas mortalesdestruyendo los hogares de 15.000 personas y casi unas 30.000 personas se han visto obligadas a migrar a zonas más seguras mientras continúe el riesgo de inundaciones y corrimientos de tierra.

Este es el balance de un poderoso huracán que aterrizó el jueves pasado al norte de Mozambique con categoría 4 y descargó lluvias torrenciales que podrían haber alcanzado los 600 L/m2 durante el temporal y vientos sostenidos de 210 a 250 km/h. La tormenta ha castigado un país que todavía no se había recuperado del golpe del destructivo ciclón ‘Idai’ hace varias semanas, que causó la muerte de más de 1.000 personas al sur del país.

 

 

Un huracán en esa zona de Mozambique es excepcional

La llegada de un super huracán en esta área africana es muy inusual, y también es sorprendente que sea la segunda gran tormenta de esta magnitud que llegue en pocas semanas de diferencia. Aunque también es histórico que se registre un ciclón tan al norte del país, porque nunca antes había sucedido esto.

La gente de la zona no está acostumbrada a este fenómeno tan severo y que haya recibido uno de categoría 4 es muy grave, imaginemos el alcance de la tragedia. La zona más afectada por Kenneth ha sido la septentrional provincia de Cabo Delgado, con la principal ciudad Pemba medio destruida por la tormenta. Una zona, sin embargo, mucho menos poblada que la que devastó el Idai, aunque el 90% de los hogares han quedado destruidos.

Los fuertes aguaceros y el viento huracanado han causado graves destrozos en esta área y también a las islas Comores, donde pasó el ciclón antes de llegar a la costa de Mozambique. Las autoridades temen un aumento de los muertos en las próximas horas y días, a consecuencia de la pobreza de la población y el territorio inundado. La zona es muy propensa a sufrir deslizamientos de tierra y más crecidas de los ríos, que podrían devastar más pueblos y comunidades.