El tifón Faxai golpea con fuerza Japón dejando al menos 3 muertos y varias decenas de heridos

El huracán llegó con vientos de hasta 216 km/h, provocando cancelaciones de vuelos y dejando a más de 900.000 hogares sin luz, siendo uno de los más fuertes que ha golpeado la capital
Un policía inspecciona el poste eléctrico caído | Reuters

 

El poderoso tifón Faxai golpeó este domingo por la noche la región de Tokio dejando al menos tres muertes y varias decenas de personas heridas, como consecuencia de sus fuertes vientos e intensas lluvias, según han informado este lunes las autoridades locales. También provocó cortes generalizados en el suministro de energía eléctrica dejando sin luz a más de 900.000 hogares y causó graves alteraciones del transporte público.

Una mujer de unos 50 años murió tras golpearse contra una pared después de haber sida arrastrada por el viento al cruzar una calle, según mostraron las imágenes de las cámaras de vigilancia. Otro hombre, de 87 años, fue encontrado muerto bajo un árbol el lunes por la mañana, en la prefectura de Chiba.

El huracán llegó en esta región con vientos de hasta 216 km/h, al sureste de la capital japonesa, poco después de haber cruzado la bahía de Tokio. El lunes por la noche las autoridades locales mantenían las recomendaciones de evacuación, no obligatorias, para miles de personas.

 

 

Varios desperfectos en la ciudad de Tokio | Reuters

 

Techos destrozados por los vientos huracanados | reuters

 

Vuelos cancelados y daños en la capital

El tifón obligó a cancelar más de cien vuelos, concretamente 138, dejando a los viajeros aislados en el aeropuerto de Tokio Narita, debido a la falta de trenes y autobuses para llevarlos a la capital nipona. JR Eat, uno de los sistemas más importantes de metro urbano y suburbano que sirve a Tokio y sus alrededores, suspendió sus operaciones por la llegada del huracán.

 

 

Algunas fábricas también suspendieron su producción este lunes, como Nissan o Sony, debido a las inundaciones y a los cortes del suministro eléctrico, así como varias escuelas decidieron cerrar a causa de los peligrosos vientos. En las calles de Tokio se podían ver pedazos de tejados y de balcones arrancados por la fuerza del viento, árboles caídos, paneles de comercios y una inmensidad de desechos. Y es que el tifón Faxai ha sido uno de los más fuertes que han golpeado la capital japonesa en una década.

Comentarios