INSTAGRAM

🌩 Para ver fenómenos meteorológicos sorprendentes síguenos ¡Pincha aquí!

Ya son cuatro desaparecidos tras las trágicas riadas en Cataluña

Un muerto y cuatro desaparecidos en Cataluña tras los aguaceros más terribles de los últimos 25 años

La tormenta Lorenzo se debilita tras provocar inundaciones y cortes de electricidad en el norte de Irlanda

Al menos 12.000 casas perdieron la luz en el norte de Irlanda durante la embestida de la borrasca, el cual ha dejado ráfagas cercanas a los 110 km/h y aguaceros, pero la intensidad ha sido menor de lo previsto
Las lluvias intensas y la marea alta a causa de la tormenta Lorenzo inundó algunos parques urbanos de la costa oeste | Irish Examiner

 

Las autoridades del país han trabajado duro las últimas horas para reducir los efectos del exhuracán Lorenzo a su paso por Irlanda. Esta pasada noche la excepcional borrasca tropical, que alcanzó la categoría 5 el domingo, ha descargado fuertes lluvias y vientos huracanados en el norte del país, en la región de Donegal.

Muchas propiedades de la ciudad de Donegal han sufrido inundaciones y los bomberos han trabajado incansablemente achicando el agua y cortando árboles caídos en varias calles y carreteras. Se temía que el río Eske pudiera desbordarse, pero los esfuerzos intensivos de construir muros de contención y bombear el agua de las áreas expuestas han funcionado.

Aún así, al menos unas 40 casas se han inundado esta mañana de viernes. Está bajando el nivel del agua donde ha llovido más y van cesando las alertas meteorológicas del servicio meteorológico irlandés. Las áreas más afectadas han sido los condados de Mayo, Galway y Longford, donde esta mañana la compañía eléctrica ESB Network trabajaba para restablecer la electricidad a unos 6.000 clientes. Unas 12.000 casas estuvieron sin luz durante el jueves.

 

La tormenta Lorenzo ha azotado el país con menos intensidad de la que se esperaba

Los bomberos han trabajado duro para que ciudades del norte como Donegal no sufrieran inundaciones más graves | @franmcnulty

 

Esta mañana había muchas carreteras del norte de Irlanda cortadas por escombros, ramas, árboles caídos y grandes charcos. La velocidad del viento alcanzó más de 107 km/h en las cercanías de Galway y Mayo durante la noche, que estuvieron por debajo de las ráfagas esperadas de 130 km/h.

En Belmullet, los servicios de emergencia anunciaron que las condiciones eran extremadamente difíciles esta mañana, especialmente en la costa de la ciudad afectada por la marea alta del océano, pero tiempo después disminuyó la fuerza del mar y del viento y fue a menos el riesgo en las zonas habitadas.

El condado de Kerry y otras zonas de la costa oeste escaparon del daño más grave de la tormenta. Se registraron ráfagas de 67 km/h en la estación meteorológica de Met Éireann en Valentia durante la noche, muy por debajo de los vientos de 130 km/h pronosticados para esta área. El centro de coordinación de la Guardia Costera en Valentia también informó de una noche tranquila.

Los restos del huracán Lorenzo han terminado de cruzar el país y se dirige a afectar el centro y sur de Reino Unido, ahora ya convertida en una común borrasca atlántica. Parece que no provocará incidencias destacables, como ha sucedido en su vecina Irlanda.

Comentarios