Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

INSTAGRAM

🌩 Para ver fenómenos meteorológicos sorprendentes síguenos ¡Pincha aquí!

La población de águila Bonelli en las Baleares llega a los 29 ejemplares en 2018, el doble que en 2014

Se trata de una de las especies rapaces con menor número de ejemplares y mayor riesgo de extinción del continente europeo, y en España viven unas 700 parejas
Ejemplares de Águila Bonelli recuperándose en un centro de fauna balear | CAIB

 

La población de águila Bonelli en Mallorca ha llegado a los 29 ejemplares en 2018, el doble que en 2014, según ha señalado este sábado pasado la Conselleria de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca.

Para más celebraciones, se redujo notablemente el número de ejemplares muertos por electrocución. En este sentido, solo se ha tenido que lamentar la muerte de un ejemplar juvenil, en el mes de diciembre, cuando la media de los últimos años se situaba entre tres y cuatro individuos.

La disminución del águila de Bonelli en Europa (se estima una población de 2.200 parejas) contrasta con la estabilidad o incluso la recuperación durante este mismo tiempo de otros grandes rapaces, como el águila imperial ibérica o el águila real, con las que compartiría similares problemas y amenazas.

El punto débil del águila de Bonelli es su elevada mortalidad por electrocución, debido a que además de posarse en la parte alta de los apoyos eléctricos también utiliza, a diferencia de las otras grandes águilas, los puntos inferiores de las crucetas, donde el riesgo se multiplica.

Una desconocida ave rapaz que tiene su hábitat ideal en Mallorca

El águila de Bonelli habita en zonas muy variables, prefiriendo zonas rocosas y cortados en general para hacer sus nidos, aunque puede llegar a realizarlos en árboles e incluso en tendidos eléctricos. 

La Conselleria considera «muy alentador» la evolución del animal en Mallorca, donde hay gran parte de la población de las Baleares, ya que cada vez hay más individuos, y seguirá trabajando para consolidar esta tendencia. Además, hay que tener en cuenta que la evolución del águila de Bonelli es indicativa de lo que pasa con otras especies que no son objeto de un seguimiento tan intensivo y que también son muy sensibles a la electrocución, como son el águila marina, el águila pescadora o el águila calzada.

 

Una especie reintroducida en las Baleares

En el año 2009, el Govern aprobó el Plan de Reintroducción del Águila de Bonelli en Mallorca. Más tarde se inscribieron en el programa europeo Life Bonelli para agilizar la implementación de las acciones previstas en el plan de reintroducción. Desde que se inició el proyecto, el águila ha vuelto a criar en libertad en la isla y actualmente presenta una nueva población formada por 29 ejemplares de los cuales casi la mitad ya han formado parejas territoriales.

En estos últimos años, han nacido 11 ejemplares en libertad, en cuatro enclaves diferentes de la isla. Recientemente, la Universidad de Barcelona determinó que la población de esta especie rapaz es autosostenible y si se protegen las líneas de alta tensión, tenderá a aumentar en el futuro. Endesa se ha comprometido en realizar estas tareas de prevención para que no haya más muertes.