INSTAGRAM

🌩 Para ver fenómenos meteorológicos sorprendentes síguenos ¡Pincha aquí!

Alarma por la cifra récord de delfines muertos este verano en Ceuta

En apenas unas semanas han aparecido 10 delfines muertos varados en las playas de Ceuta, la mayoría presentaban cortes y mutilaciones. Ya son 18 delfines desde inicios de año
Imagen de un delfín muerto en la playa | CECAM

 

En los ocho primeros meses de 2019, han aparecido en las playas de Ceuta 18 delfines muertos, tantos como en todo el 2018. En apenas unas semanas han aparecido 10 delfines muertos, los seis últimos se localizaron este martes en las playas de Calamocarro, Benzú y en los isleros de Santa Catalina. Una cifra de varamientos alarmante ya que supera todos los registros y para lo que no hay, de momento, una explicación del todo cierta.

En Benzú, un ejemplar adulto y una cría presentaban cortes en la zona abdominal y tenían la cola cortada. También el mismo día, en la playa de Calamocarro, encontraron 2 delfines muertos y un tercero, posiblemente la madre de uno de ellos, varado en la orilla. Los bañistas trataron de devolverla al agua, pero volvía una y otra vez a por su cría. Finalmente también falleció cuando el Centro de Estudios y Conservación de Animales Marinos (CECAM) la trasladaba a sus instalaciones. 

Los responsables…

Según el CECAM, tienen bastante claro que las muertes son producidas por la mano del hombre. La mayoría de los delfines presentan mutilaciones y cortes, hechos a lo bruto, como si los hubieran quitado de unas redes sin miramientos o por las hélices de los barcos. 

La mayoría de los delfines presentaban cortes y mutilaciones | Onda Cero Ceuta

Todas las sospechas apuntan a Marruecos y a sus artes de pesca depredadoras, en especial las redes de enmalle a la deriva, prohibidas desde 2002. «Los delfines que hemos encontrado muchos tienen heridas como de bichero, un gancho largo habitual en la pesca, como de haberlos arrastrado para sacarlos de la red», detallada Manuel Vera, vicepresidente del CECAM.

De momento, no tienen pruebas, y Marruecos se escapa de su competencia y de las autoridades españolas, aunque todos los indicios apuntan a las malas artes de pesca en aguas marroquíes. «Los delfines quedan enganchados en redes y la única forma para sacarlos de ese lío es cortarlos. No quieren ningún desperfecto en sus redes» añadía Vera.