INSTAGRAM

🌩 Para ver fenómenos meteorológicos sorprendentes síguenos ¡Pincha aquí!

Japón emite una alerta de tsunami tras un terremoto de 6,5

El seísmo ha afectado la región japonesa de Nigata, en el norte del país. Unas horas después se ha desactivado la alarma
Epicentro del terremoto entre Nigata y Yamagata, al norte de Japón | IGN

 

Un terremoto superficial con una magnitud 6,5 en la escala de Richter se registró este lunes en la región japonesa de Nigata, en el norte del país, y motivó una alerta de tsunami, que ha sido desactivada durante la madrugada, hora local.

El temblor se produjo a las 22.22 hora local (15.22 hora española) y el epicentro se situó entre los 10 y 37 kilómetros de profundidad, sin que de momento se haya informado sobre posibles víctimas o daños materiales graves. Algunas áreas afectadas por el sismo se han visto incomunicadas vía telefónica y sin luz.

Algunas carreteras han sido cortadas para evaluar los destrozos. La zona costera más castigada está bastante despoblada, por lo que sólo se produjeron algunos heridos leves, según informó el ministro portavoz del Gobierno, Yoshihide Suga. La central nuclear de Kashiwazaki-Kariwa, ubicada en la zona, no sufrió daños, según informa la cadena pública NHK. 

 

A causa del aviso de tsunami, el gobierno japonés ha pedido a los residentes en varias áreas de la zona costera que abandonen sus viviendas y busquen refugio.

 

Un terremoto de alta intensidad que se ha llegado a sentir en Tokio

La Agencia Meteorológica de Japón informa que el movimiento sísmico tuvo una intensidad de 6 grados (rango superior) en la escala japonesa (de 12 grados) en la región de Nigata y se sintió con fuerza en la mitad norte de Japón. Después del terremoto, se han producido al menos siete réplicas, con magnitudes de entre 2,7 y 4,0. Se prevén lluvias que puedan derrumbar los suelos que han quedado inestables. 

En el siguiente video se puede observar el temblor provocado por el terremoto.

 

Japón se asienta sobre el llamado anillo de fuego, una de las zonas sísmicas más activas del mundo, y sufre terremotos con relativa frecuencia, por lo que las infraestructuras están especialmente diseñadas para aguantar temblores fuertes. 

En marzo de 2011, un terremoto de magnitud 9 sacudió el este del Japón, seguido de un tsunami que desarmó la planta nuclear de Fukushima, provocando uno de los accidentes nucleares más graves de la historia. El desastre provocó miles de muertos y más de 100.000 personas se vieron forzadas a abandonar sus hogares.

También te puede interesar...