INSTAGRAM

🌩 Para ver fenómenos meteorológicos sorprendentes síguenos ¡Pincha aquí!

Una avispa convierte las arañas en ‘zombis’ con finalidad reproductiva

En la selva amazónica, un tipo de avispa pone un huevo en el interior de las arañas, que acaban cumpliendo sus órdenes. Este fenómeno se conoce con el nombre de ‘zombificación’
Imagen de una avispa a punto de atacar a una araña | Marcelo Gonzaga

 

La naturaleza es una caja de sorpresas y a veces nos descubre situaciones hasta ahora desconocidas que dejan a más de uno con la boca abierta. Esto es lo que pasa en la selva amazónica, donde una avispa convierte en ‘zombis’ las arañas con una finalidad reproductiva, convirtiendo a las invadidas en sus sirvientas.

Conocido con el nombre de ‘zombificación’, este fenómeno animal consiste en que la avispa pone un huevo en el abdomen de la araña y la larva va creciendo en su interior, alimentándose de su sangre. Con el paso del tiempo, la larva se va haciendo cada vez más grande en el interior de la anfitriona y la acaba invadiendo del todo, haciendo que la araña cumpla sus órdenes y deje su colonia para crear un capullo para la pequeña avispa, razón por la cual se considera que la araña se ha convertido en una ‘zombi’. En un momento dado, la larva entra dentro del capullo y la araña queda liberada.

 

Las arañas transportan las larvas de las avispas | Arxiu

 

El robo de la hormona de la muda

Esta increíble técnica de la avispa ha generado mucha expectación y estudios entre los expertos, y ahora, en un artículo en la revista 'Biological Journal of the Linnean Society', se publican los datos de un estudio que ha analizado arañas de Brasil y de Costa Rica que sufren esta invasión. Bautizada con el nombre de 'zombificación', esta técnica consiste en que las larvas de las avispas modifican totalmente el sistema de fabricar tela de las arañas apoderándose de la ecdisona, conocida como su hormona de la muda.

De este modo, las larvas toman el control total de las arañas sin hacer una invasión de su sistema nervioso, aunque de vez en cuando inyecta sustancias psicotrópicas que llegan a su cerebro. Uno de los autores del estudio, Marcelo Gonzaga, asegura que, con esta técnica, «las avispas garantizan la seguridad se sus propios hijos en detrimento de su anfitriona». Fenómenos como este nos demuestran que la naturaleza nunca nos dejará de sorprender.

Comentarios