Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

INSTAGRAM

🌩 Para ver fenómenos meteorológicos sorprendentes síguenos ¡Pincha aquí!

La basura de plásticos causa la muerte cada año de 1.000 tortugas

Así lo indica un estudio internacional que alerta que esta cifra crece de forma alarmante por culpa de la contaminación emitida por los humanos
Las tortugas sufren las consecuencias de los plásticos en el mar | Archivo

 

No es nuevo el hecho de que el mar se ha convertido en un vertedero para muchas personas e industrias, pero las informaciones son cada vez más alarmantes en este sentido. Las últimas novedades indican que cerca de 1.000 tortugas marinas mueren cada año en todo el mundo tras quedar enredadas en la basura que hay en los mares y océanos, especialmente los plásticos.

Así lo indica un estudio internacional publicado recientemente en la revista ‘Endangered Species Research’ y encabezado por Brendan Godley, director del Centro de Ecología y Conservación de la Universidad de Exeter, en Reino Unido, y autor principal del trabajo. En este sentido, los expertos alertan de que las tortugas que sobreviven a estos enredos acaban mutiladas y heridas, incluso arrastrando los plásticos el resto de sus vidas.

El estudio se basa en las tortugas encontradas en las playas del Atlántico, el Pacífico, el Índico, el Caribe y el Mediterráneo, y concluye que el 91% de estos animales marinos murieron después de quedar atrapados en las redes abandonadas y en varios plásticos. También destaca el hecho de que los ejemplares jóvenes son los más vulnerables, mientras que la cifra de muertes podría ser aún mayor de lo que se cree.

 

Cada año mueren mil tortugas por culpa de los plásticos en el mar | Archivo

 

El peligro de los millones de toneladas de plásticos en el agua

Además de las tortugas, muchos animales marinos se ven afectados de forma directa o indirecta por la presencia de plásticos en los mares y océanos de todo el mundo, calculados en millones de toneladas. Entre los elementos más contaminantes hay las redes de pescar, los plásticos de un solo uso, sillas e hilos y cuerdas de todo tipo, especialmente de ‘nilon’.

Según Godley, la humanidad tiene que poner fin a esta situación porque cada vez es más alarmante. «La contaminación por plásticos podría tener un impacto negativo a largo plazo por la supervivencia de la población de las tortugas».  El estudio ha contado con entrevistas a 106 expertos que rescataron y rehabilitaron tortugas marinas en 43 países y se calcula que la especie Golfina es la más perjudicada por la forma de anidar y las zonas donde se alimenta.