INSTAGRAM

🌩 Para ver fenómenos meteorológicos sorprendentes síguenos ¡Pincha aquí!

ALERTA TEMPORAL

🔴⛈ AEMET avisa de una nueva situación excepcional

Vergüenza por la foto de una pareja besándose al lado de un león que acababan de matar

Los hechos tuvieron lugar en Sudáfrica, donde animales indefensos criados en cautividad son cazados en espacios pequeños y controlados
Fotografía de la pareja haciéndose el beso detrás del león | LEGELA SAFARIS

 

Una nueva forma de cazar que nos llega desde África parece ser desgraciadamente muy habitual en los últimos años. Darren y Carloyn Carter, una pareja de canadienses, practicaron este estilo de caza y se han fotografiado besándose al lado de un león indefenso que acababan de matar. La fotografía fue originalmente publicada por la empresa ‘Legela Safaris’.

Esta modalidad se basa en un polémico y creciente negocio donde se ofrece a los clientes una cantidad descomunal de dinero a cambio de cazar a animales que no se pueden defender, incluyendo las especies en peligro de extinción, y que son criados en cautividad. Concretamente, la compañía ‘Legela Safaris’ organiza tours de cacería cobrando unos 3.000 dólares por matar a una jirafa, 2.500 dólares por una cebra y otras tarifas por leopardosrinocerontes y elefantes.

Estos animales son matados en espacios cerrados y controlados. Este tipo de práctica se le conoce como ‘caza enlatada’, del inglés ‘canned hunt’, según denuncia el medio de comunicación británico ‘The Mirror’.

La cazadora de Canadá no dudó en tomarse otra fotografía. En este caso se retrató con un cuerpo de león blanco al que acababan de matar, y la pareja de canadienses añadió: «Duro día de faena debajo del caluroso sol del Kalahari, bien hecho. Un monstruo de león».

Imagen de la canadiense con el león blanco | LEGELA SAFARIS

Los cazadores siguen sin dar la cara

El medio de comunicación ‘The Mirror’ se puso en contacto con Darren y Carolyn Carter, sin embargo, no quisieron hablar del tema, mencionando que se trata de un asunto «demasiado político».

En este sentido, Eduardo Goncalvez, fundador de una campaña para prohibir la caza deportiva, dijo: «No tiene nada de romántico matar un animal inocente; tendrían de estar totalmente avergonzados, sin presumir ni dándose besos». «Parece que este león era un animal domesticado muerto dentro de un recinto cerrado, criado con el mero propósito de servir para una presuntuosa 'selfie'».

Según del diario británico, solamente en Sudáfrica existen hoy en día un mínimo de 200 centros que crían a 8.000 leones en cautividad, que tienen como objetivo un interés económico, exclusivamente para el turismo. 

También te puede interesar...