El Tiempo en España

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Centenares de renos mueren de hambre en el Ártico

Las nuevas condiciones climáticas han provocado lluvias en una época poco habitual que han inundado los pastos donde estos animales comían, causando efectos fatales
Imagen de una investigadora analizando el cuerpo de un reno en las Svalbard | Norsk Polarinstitutt

 

En el archipiélago de las Svalbard, en el norte de Noruega, cerca del círculo ártico, los investigadores del Norwegian Polar Institute (NPI) se han encontrado con más de 200 renos muertos. Según esta agencia federal, que controla la población de esta especie, la crisis climática parece haber alterado los ciclos climáticos de la zona causando consecuencias muy negativas para los renos, que habrían muerto de hambre.

Investigadores del NPI están muy asombrados de la elevada mortalidad de renos: «Nunca antes habíamos visto tantos cadáveres a la vez». Los pastos en malas condiciones, congelados o inundados, impiden a los renos llegar a su alimento, incluso mueren de agotamiento buscando nuevas zonas más protegidas donde puedan comer.

El Instituto Meteorológico de Noruega ha confirmado a la CNN que en Longyearbyen, la capital de las islas, la temperatura está subiendo más rápidamente que en cualquier otra ciudad de la Tierra y el NPI afirma que «Svalbard es una de las áreas que más claramente nota el cambio climático, lo que tiene consecuencias para los animales que viven aquí».

 

 

El cambio climático ya está castigando la fauna autóctona de altas latitudes

El aumento generalizado de las temperaturas modifica los ciclos del hielo y la nieve. Los expertos han observado que está cambiando la cantidad y distribución temporal de las precipitaciones en forma de lluvia en esta región.

Según explican, el gran problema y causante de la muerte de tantos renos fueron las precipitaciones en el mes de diciembre que se congelaron poco tiempo después, dejando una masa de hielo extensa que hizo que los animales no pudiesen acceder al alimento y se quedaran atrapados intentando penetrar esta capa.

Por otro lado, un informe de la NOAA americana alertó el año pasado de la disminución de la población de renos en más del 55% desde los años 90. Los renos no son los únicos animales que sufren los efectos del cambio climático, los osos polares también corren el riesgo de quedarse aislados entre bloques de hielo y perecer de hambre.

También te puede interesar: