El Tiempo en España

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Asombrosas imágenes de los Centinelas del Ártico

Estas esculturas de hielo y nieve en la Laponia finlandesa han sido elegidas por la NASA en varias ocasiones como ‘imagen astronómica del día’
La Imagen Astronómica del Día de la NASA en el 12 abril de 2015 | Niccolò Bonfadini

 

A falta de movimiento meteorológico en nuestro país, nevadas y paisajes con grandes acumulaciones de nieve, o espectaculares cencelladas de hielo que transforman en cristal los bosques del interior de la península, podemos descubrir y admirar un extraño fenómeno que sucede frecuentemente en la Laponia finlandesa a causa del viento, las nevadas y las bajísimas temperaturas.

Algunos turistas de esta región las conocen como los caminantes blancos. Estas peculiares esculturas de hielo y nieve son una joya del círculo ártico, retratadas en muchas ocasiones por el fotógrafo italiano Niccoló Bonfadini. Transmiten mucho frío y silencio. Poderlas captar fue una dura experiencia para entonces un joven fotógrafo. Expuso las primeras en 2012 y se hicieron virales.

Estas formas tan peculiares, ‘Sentinels of the Arctic’ o Vigilantes del Ártico, le han valido el merecido reconocimiento al fotógrafo porque sus imágenes han sido elegidas en varias ocasiones como imagen astronómica del día por la web de la NASA.

 

En la helada Laponia se encuentran estos arboles con armadura de nieve y hielo

Laponia es una de las regiones del continente europeo más septentrionales, situada al Norte del Círculo Polar Ártico abarcando territorio de Noruega, Suecia, Finlandia y Rusia. Soporta un clima continental con notables variaciones de temperatura según la estación, aunque la proximidad del Océano Ártico asegura también abundantes precipitaciones de nieve. Ahí medio año es de noche y casi la otra mitad con luz las 24 horas.

Ahí hay grandes llanuras y cordilleras montañosas no muy elevadas con bosques de abetos que se cubren de nevadas, y el viento modela formas surrealistas y caprichosas que recuerdan al paisaje de la película de Tim Burton ‘Pesadilla antes de Navidad’. Los árboles se cubren de blanco y cuando llegan los visitantes, están ahí inmóviles como alienígenas vigilantes. Por supuesto, cuando llega el deshielo de la primavera, la nieve se derrite y los árboles se ven muy diferentes.

 

 

Según relata Bonfadini, la temperatura en la zona oscila entre los -40 y los -15º durante el invierno y aquella jornada invernal decidió retratar para todo el mundo estas extrañas figuras, corazas de hielo y nieve, guardias de un palacio nevado, poco antes del amanecer. Los tonos púrpuras y azulados del cielo, en contraste con el gélido blanco del hielo, ofrece una visión aún más especial del entorno.

En Rumanía, después de una semana de nevadas muy copisosas e intenso frío, ha sucedido algo parecido y nos llegan imágenes invernales espectaculares. Deseamos que os gusten.