El Tiempo en España

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

ESPECIAL FIN DE SEMANA

Empieza una ola de calor tras un viernes más fresco

MEDIO AMBIENTE

Médicos estadounidenses alertan de un peligro mortal en las playas

El Desierto del Sáhara puede generar la electricidad de todo el mundo

Si se construyese un parque solar en esta región de África, la central eléctrica produciría 2.000 veces más energía que las centrales más potentes del mundo
El Sáhara es una fuente enorme de energía renovable que alimentaría todo el mundo | Pixabay

 

El desierto del Sáhara es un vasto territorio de arena, sol y calor situado al norte de África, un área solitaria y extrema donde las condiciones de vida son muy duras. Mientras es el hogar de los bereberes y otras comunidades nómadas, un foco de turistas que quieren conocer el desierto, otros ojos lo ven como una extensa área para proveer la Tierra de una energía solar considerable.

Según estimaciones de la NASA, cada metro cuadrado recibe entre 2.000 y 3.000 kilovatios/h de energía solar al año. Dado que el Sáhara tiene una superficie de alrededor de 9 millones de km², esto significa que la energía total disponible es de más de 22.000 millones de gigavatios hora (GwH) al año. Hay científicos que han empezado a sugerir que una pequeña parte del gran desierto podría convertirse en una planta de energía solar gigante capaz de alimentar a Europa e incluso al mundo.

 

El Sáhara podría producir más de 7 veces las necesidades de electricidad de Europa

Según Amin Al-Habaibeh, profesor de sistemas de ingeniería inteligentes en la Nottingham Trent University, el desierto entero «produciría 2.000 veces más energía que las centrales más grandes del mundo, que tan solo generan 100.000 GWh al año. De hecho, la producción sería equivalente a más de 36.000 millones de barriles de petróleo al día, es decir, alrededor de cinco barriles por persona al día, con casi ninguna emisión de carbono».

El Sáhara tiene un enorme potencial para ser la fuente de energía renovable más grande del mundo, aunque hay bastantes obstáculos tecnológicos, ambientales y políticos. Si se vencieran estas limitaciones, Al- Habaibeh asegura que el desierto está muy cerca de Europa y existen recursos para transportar rentablemente la energía de África al resto del continente vecino por cable.

Durante la última década, ante esta oportunidad energética y económica, varias compañías han intentado aterrizar con su proyecto. El principal intento fue Desertec, en 2009, pero colapsó cuando la mayoría de los inversores se retiraron cinco años más tarde, alegando altos costes.

Este proyecto o TuNur en Túnez y la central solar en Marruecos Noor Complex, que buscaban exportar energía a Europa, han encontrado dificultades por una serie de factores políticos, comerciales y sociales, incluida la falta de un desarrollo en la región.

El desierto entero produciría 2.000 veces más energía que las centrales más grandes del mundo | AEA

 

Haría falta una costosa inversión tecnológica para aprovechar el recurso solar

El profesor Al-Habaibeh argumenta que existen dos tecnologías de energía solar que se podrían usar: tecnología de energía solar concentrada (CSP) y el tipo más común de generación solar en el mundo, los paneles solares fotovoltaicos (PV). Pero cada uno de esos dos sistemas tiene sus inconvenientes por el mantenimiento si se ven afectadas por tormentas de arena y su eficiencia cuando están muy calientes.

Las enormes instalaciones solares y eólicas en el desierto del Sahara también podrían tener consecuencias involuntarias, que también deberían tenerse en cuenta. Alona Armstrong, de la Universidad de Lancaster, explica en un estudio que grandes instalaciones solares y eólicas elevaría las temperaturas locales e incrementaría las precipitaciones y, más tarde, la vegetación.

Si bien puede ser bueno que algunas partes del Sahara se vuelvan verdes por primera vez en varios miles de años, el estudio sugiere que las compañías deberían tener en cuenta las consecuencias imprevistas del gran despliegue de energía renovable en la región.

Otros expertos piensan que el panorama político y social en los países saharianos no recomienda construir plantas solares: sería hipócrita impulsar la seguridad energética europea cuando todavía una gran parte de la población africana no tiene acceso a la electricidad.

También te puede interesar...

⛅ Te enviamos gratis al móvil la previsión del tiempo de tu provincia, haz click aquí ¡Te encantará! ❣