El Tiempo en España

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

El tráfico de marfil fuerza la evolución de los elefantes africanos para sobrevivir

Se ha determinado que un gran porcentaje de los ejemplares hembra nacidos en zonas afectadas por la caza furtiva no tiene colmillos
Una família de elefantes recorre la sabana | Pixabay

 

Una nueva investigación realizada por la experta en elefantes Joyce Poole anuncia que los elefantes africanos, cuya población está gravemente amenazada a causa del mercado ilegal del marfil, están evolucionando de manera que cada vez más ejemplares hembra nacen sin colmillos, informa National Geographic.

La experta se basa en el estudio y observación de los elefantes del Parque Nacional de Gorongosa, en Mozambique. En esta zona, hace unas cuantas décadas había 4.000 ejemplares y tras una sangrienta guerra civil se redujo la población en cerca del 90%, porque los militares del conflicto utilizaban el marfil para financiar su armamento y la carne de elefante para alimentar a los combatientes.

Los ejemplares que no poseían colmillos no fueron cazados. En la actualidad, viven 200 hembras en el parque y la mitad han sobrevivido a la guerra porque no tienen colmillos.

Además, extraordinariamente, el 32% de las hembras de generaciones posteriores al conflicto nacieron sin esta característica física, mientras que en otros parques nacionales donde no ha habido una caza furtiva tan intensa, el nacimiento de ejemplares sin colmillos es de apenas entre el 2% y el 4%.

 

La voluntad de supervivencia fuerza la evolución genética de los elefantes

En otros espacios protegidos donde viven elefantes pasan situaciones parecidas. Josephine Smit confirma esta tendencia en el parque nacional de Ruaha, en Tanzania. Este lugar fue extensamente afectado por la caza de elefantes en las décadas de los 70 y 80, donde la proporción de hembras sin colmillos, ya sea supervivientes o nacidas posteriormente, es del 35% y del 21%, respectivamente.

De hecho, el caso más extremo se dio en los años 2000 en Sudáfrica, donde el porcentaje de hembras sin colmillos comprendía el 98 % del total de 174. Por último, una investigación realizada en Kenia en 2015 indica que un número similar de elefantes, tanto machos como hembras, nació con colmillos de menor tamaño tras un periodo de intensa caza furtiva.

De estos datos sale la conclusión que los elefantes sin colmillos sobrevivieron a los cazadores porque los traficantes del marfil cazaron principalmente a los ejemplares con colmillos, pero el hecho que después nacieran elefantes sin este elemento diferenciador, podría indicar una adaptación evolutiva para proteger la especie de futuras nuevas matanzas.