El Tiempo en España

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

NOVEDAD

🌞 Cada día la previsión del tiempo en Instagram, síguenos pinchando aquí

Los erizos de mar devoran los bosques submarinos, pero el miedo puede controlar su hambre

Lo que parece un dócil animal, es muy dañino para la flora marina, pero se ha descubierto que se puede controlar la expansión de la especie aumentando el miedo a sus depredadores
Los erizos de mar devoran los corales y las algas submarinas que encuentran si no tienen depredadores | CEAB

 

Los erizos marinos, aunque parezcan muy tranquilos, son los principales depredadores de los corales, las algas y algunas otras especies vegetales de los bosques submarinos. Cada vez hay más en el fondo marino y su voraz hambre está aniquilando este ecosistema, entre otras causas como el aumento de la temperatura del mar y algunas técnicas pesqueras agresivas.

Un estudio dirigido por el Centro de Estudios Avanzados de Blanes (CEAB- CSIC), la Universidad de Western Australia y la Nature Conservation Foundation ha descubierto la manera de controlar esta especie. Tan sencillo como jugar con el miedo de los erizos hacia sus depredadores, para salvar los bosques submarinos.

El estudio, que se publicó este martes en la revista científica 'Ecology', analizó como el miedo de los erizos de mar a ser comidos cambiaba a medida que estos crecían, y pudieron medir la respuesta de los erizos con depredadores y sin ellos, a través de las mordeduras que dejan a las rocas dentro y fuera de una reserva marina.

Los investigadores se han dado cuenta de detalles muy interesantes. Dentro de un espacio protegido, la abundancia de peces depredadores es mucho más elevada que fuera, ya que no hay pesca. Esto provoca que los erizos de mar no se aventuren a salir tanto de sus refugios para alimentarse. Además, los investigadores comprobaron en el laboratorio que los erizos sometidos a señales químicas de sus depredadores comían menos.

El miedo controla el apetito de los erizos de mar y los efectos perjudiciales

Albert Pessarrodona, primer autor del trabajo, compara el miedo de estos animales marinos con el de los ciervos a los lobos, porque los herbívoros se mantendrán más escondidos para no ser cazados y esto mantiene los prados y bosques en estados más maduros y más biodiversidad.

El estudio observó que no todos los erizos de mar se asustan de la misma manera. Curiosamente, eran los erizos de mayor tamaño los que más miedo mostraban ante los depredadores. El doctor Jordi Boada, coautor del estudio e investigador del CEAB-CSIC, dice que este hecho tiene mucha importancia porque los erizos de talla grande son los que tienen una mayor capacidad de ingerir algas y, por tanto, son los que pueden tener un papel más perjudicial para los bosques de algas.

Por efecto de la pesca descontrolada y la amenaza del calentamiento global, los depredadores de los erizos van desapareciendo y esta especie crece desmesuradamente devorando los bosques de algas y corales de todo el mundo. Es un hecho que ocurre en la costa mediterránea y otros puntos del mundo como Australia.

Hay que proteger el fondo marino para preservar la vida marina y asegurar la supervivencia del ecosistema | Pixabay

 

Localizar y reducir los desiertos submarinos

En este sector de Oceanía, han causado la destrucción de bosques submarinos de la costa este. De hecho, hace poco que el gobierno local y el sector pesquero han invertido 5,1 millones de dólares para minimizar la formación de desiertos submarinos y proteger las reservas de pesca.

Para que no se extiendan los desiertos de vegetación en el fondo marino, los investigadores quieren aprovechar estos resultados «para conservar las poblaciones de peces depredadores en buen estado y mantener los erizos de mar con miedo para una buena salud de los valiosos bosques submarinos».

Por otra parte, hay que localizar los desiertos submarinos para poderlos repoblar de peces y algas. En este sentido, los investigadores españoles han iniciado un proyecto de ciencia ciudadana para encontrar y hacer seguimiento de estos espacios, devorados por los erizos, en todo el mundo. Todo el mundo puede participar en: www.observadoresdelmar.es