INSTAGRAM

🌩 Para ver fenómenos meteorológicos sorprendentes síguenos ¡Pincha aquí!

Próximo desastre mundial por el cambio climático: un escape masivo de gas marino

El aumento de la temperatura oceánica derretirá las bolsas de dióxido de carbono y metano que hay congeladas en el fondo marino
La fuga de gas marino provocará un desastre mundial | Archivo
 

Cada vez son más las terribles consecuencias que se conocen sobre el cambio climático, pero algunas amenazan en ser irreversibles y muy perjudiciales a nivel mundial. Las últimas informaciones apuntan a que las bolsas de gas congeladas que hay almacenadas de forma natural en el fondo marino podrían derretirse por culpa del calentamiento oceánico, cosa que provocaría una auténtica catástrofe medioambiental que amenazaría peligrosamente a la humanidad.

Estas bolsas contienen dióxido de carbono y metano que se producen a partir de las actividades volcánicas del subsuelo, que liberan un gas que se acaba congelando en el fondo marino, garantizando su control. Pero ahora un estudio publicado recientemente en la revista ‘Environmental Research Letters’ alerta que el calentamiento oceánico podría derretir estas bolsas de hielo.

 

Un reservorio submarino cerca de Taiwán libera gas hacia la superficie. | National Academy of Sciences

 

Un escenario parecido al del fin de la Edad de Hielo

De momento, estas bolsas de hielo siguen intactas, pero si el calentamiento de las aguas mundiales continúa en un ascenso imparable el gas acabará saliendo al exterior. Esto provocaría un incremento alarmante de los niveles de gases de efecto invernadero, cosa que empeoraría el cambio climático de una forma incalculable, más allá de las previsiones hechas hasta ahora.

«La última vez que esto ocurrió, el cambio climático fue tan grande que causó el final de la Edad de Hielo», afirma Lowell Stott, investigador de la Universidad del Sur de California, en Estados Unidos, y autor principal del trabajo. En este sentido, Stott alerta de que si este proceso acaba iniciándose será imposible detenerlo.

Asimismo, los científicos advierten de que el ritmo actual de calentamiento global hará que los océanos alcancen una temperatura crítica a finales de este mismo siglo. De hecho, algunas zonas oceánicas del planeta ya están actualmente en un estado muy vulnerables porque, por ejemplo, las bolsas de gas del fondo marino de la parte occidental del Pacífico necesitan tan sólo un incremento de pocos grados para salir al exterior.

 

Comentarios