La extinción global amenaza también España: 4 de cada 10 especies de plantas en peligro

Un nuevo estudio resalta que estas especies están en peligro de extinción causado por el cambio climático y la intrusión humana
Focos globales de especies raras en el mundo | Universidad de Arizona

El cambio climático está dejando huella a un ritmo espantoso en todo el planeta y en cualquiera de los ámbitos posibles. Esta vez ha tocado a las plantas, tras presentarse un estudio en la revista ‘Science Advances’ dirigido por la Universidad de Arizona. La investigación concluía que 4 de cada 10 especies del planeta están en riesgo de extinción, y España se verá gravemente afectada.

La Península Ibérica, Canarias y Baleares forman en su conjunto una reserva de la biosfera de un valor incalculable para la diversidad del planeta. Pero la crisis ambiental está causando la extinción de aquellas plantas consideradas muy raras, exclusivas de un territorio y de un determinado clima, como es el caso de España, encontrándose en la zona roja de vulnerabilidad climática.

Estas especies muy raras forman el 40% de las especies globales, y al depender de unas características muy determinadas, los cambios climáticos y la crisis ambiental causada por el hombre amenaza directamente la supervivencia de estas especies endémicas.

 

Más de 435.000 especies únicas

«Cuando hablamos de la biodiversidad global, tenemos una idea aproximada bastante correcta de cuántas especies de plantas terrestres existen en realidad, pero hasta ahora no disponíamos de una cifra real», afirma el investigador principal Brian Enquist, profesor de ecología y biología evolutiva.

Tras reunir a 20 millones de registros observacionales de los vegetales del mundo, los investigadores han confirmado que existen alrededor de 435.000 especies únicas de plantas terrestres. «Es importante tener esa cifra, pero básicamente es contabilidad. Lo que verdaderamente queríamos entender de qué naturaleza es esa diversidad y qué le ocurrirá en el futuro», explica Enquist.

Estas especies raras tan solo se han reportado menos de 5 veces en la historia. «En base a la teoría evolucionaria y ecológica, esperábamos que muchas especies fueran raras, pero la cantidad final de las que encontramos fue realmente asombrosa. Hay muchas más de las que creíamos», valora Enquist.

Las plantas raras representan casi el 40% de las especies de todo el mundo | Wikipedia

Puntos únicos en el planeta

La distribución de estas especies únicas no es nada uniforme, se agrupan en puntos determinados, como el norte de los Andes en Sudamérica, Costa Rica en Centroamérica, Sudáfrica y Madagascar en África y los archipiélagos del Sudeste Asiático. Esto se debe a que estas zonas se mantuvieron climatológicamente estables a medida que el mundo emergió de la última edad de hielo, permitiendo que persistieran estas especies raras.

Pero la estabilidad y el futuro de estos ecosistemas está en peligro. El cambio climático y la intrusión humana están alterando estos hábitos, mediante la urbanización o la desforestación. «Si nadie hace nada, todo indica que sufriremos una drástica pérdida de diversidad, porque la rareza de estas especies hace que sufran un mayor peligro de extinción y la ciencia todavía no sabe mucho sobre ellas», lamenta Enquist.