El Tiempo en España

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Un glaciar de Islandia, detrás del calentamiento global

La zona emite una gran cantidad de gases de efecto invernadero que dañan la atmosfera terrestre. Su contaminación es equivalente a la que emiten 136.000 vacas juntas
La glacera de Solheimajokull contamina molt | Cedida

 

Por si no hubiera suficiente con la especie humana, ahora es la naturaleza la que también contamina y mucho. Según un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Lancaster, en Reino Unido, un glaciar de Islandia emite una enorme cantidad de gases de efecto invernadero que contribuyen al calentamiento global.

 

En concreto, el glaciar Solheimajokull, perteneciente al volcán Katla del país nórdico, emite hasta 41 toneladas de metano al día en verano, justo en su proceso de deshielo. Así lo indica el estudio, publicado en la revista ‘Scientific Reports’. Esta contaminación natural, sumada a la que generamos los humanos, acelera el cambio climático fruto del calentamiento global.

 

La naturaleza siempre ha contaminado, pero también ha encontrado el equilibrio para contrarrestar la situación. El problema actual es que los humanos generamos tanta contaminación artificial que la Tierra no tiene ni los recursos ni el tiempo para regularla ni absorberla. De hecho, la mano del hombre provoca que haya más deshielo en glaciares como este, cosa que provoca la emisión de más gases y, en consecuencia, que la contaminación aumente aún más.

 

Les vaques són uns animals molt contaminants | EFE

 

Un glaciar que contamina tanto como 136.000 vacas

El nivel de contaminación del glaciar es tan grande que es equivalente a las emisiones que generan 136.000 vacas juntas. Asimismo, los gases de Solheimajokull también son equiparables a los que emiten todos los volcanes de Europa a la vez por veinte. Unas cifras que ponen de manifiesto la envergadura de la situación.

 

En concreto, la concentración más elevada de emisiones del glaciar se encuentra en el flujo del agua que sale de debajo del hielo y que accede al lago. El estudio recoge datos de uno de los lagos que se forman a partir del deshielo. Según las investigaciones, la principal emisión de metano no vendría directamente del volcán, como suele ser habitual, sino que sería la liberación de gases a partir de los microbios, que tienen las condiciones óptimas para prosperar.

 

El estudio concluye que este glaciar podría contribuir al aumento de la concentración de gases de efecto invernadero en la atmosfera y al calentamiento global. Un extremo que se vería agraviado mucho por la mano del hombre.