El Tiempo en España

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

PREVISIÓN

Martes más caluroso en casi todo el país, con algunas tormentas al norte

Hallan la cabeza de un lobo gigante de 40.000 años en Siberia

El calentamiento global está deshaciendo el hielo que mantenía escondidos los animales muertos, poniendo al descubierto restos paleontológicos del Pleistoceno en la zona de Yakutia
Encuentran la cabeza de un lobo de hace 40.000 años | Naoki Zuzuki/NAO Foundation

 

Pavel Efimov, el general-coronel soviético y miembro del grupo de inspectores generales del Ministerio de Defensa de la URSS, buscaba restos de mamuts en Yakutia, la Rusia siberiana. Concretamente, el hombre se encontraba en la orilla del río Tirekhtyakh cuando fue sorprendido por la cabeza de un animal gigante de 40.000 años.

 

 

El ‘permafrost’ se está deshaciendo a marchas forzadas debido al calentamiento global. El aumento de la temperatura y la erosión del terreno están destapando seres orgánicos que habitaron la Tierra hace tiempo. A partir de entonces, el pasado verano, Efimov pudo contemplar un ejemplar creyendo que se trataba de un oso de las cavernas. Pero cuando observó su dentadura y hocico llegó a la conclusión de que se trataba de un lobo.

Inmediatamente, el general-coronel soviético informó sobre su hallazgo a un equipo de científicos. Esta semana se celebra en Tokio (Japón) un encuentro internacional sobre mamuts. Los resultados de estas investigaciones fueron reflejados en este acontecimiento.

Bisontes y caballos como alimentos

El lobo gigante, con una cabeza de 40 centímetros, se alimentaba de grandes mamíferos como, por ejemplo, caballos y bisontes. Parte del cuerpo del animal también había sido conservado en el ‘permafrost’ hasta entonces. En otros puntos de Siberia también se pueden hallar restos de animales.

 

 

Este lobo también es característico por sus enormes colmillos y su denso pelaje. Estos aspectos hacían del mamífero una especie que estaba perfectamente adaptada a las condiciones climáticas de aquella época.

Ejemplo para futuras investigaciones

El equipo de científicos, formado por miembros de Rusia, Japón y Suecia, están analizando el caso destacando las condiciones óptimas de su estado. Esta gran ventaja facilitará los estudios de la genética, y poder compararla con la de especies de lobos siberianos que podemos encontrar en la actualidad.

Albert Protopopov, de la Academia de Ciencias de la República de Sakha (Rusia), hizo unas declaraciones en el ‘The Siberian Times’, al respecto: «Este es un descubrimiento único de los primeros restos de un lobo Pleistoceno; lo compararemos con los lobos de hoy en día para comprender cómo ha evolucionado la especie y para reconstruir su apariencia».

También te puede interesar...

⛅ Te enviamos gratis al móvil la previsión del tiempo de tu provincia, haz click aquí ¡Te encantará! ❣