INSTAGRAM

🌩 Para ver fenómenos meteorológicos sorprendentes síguenos ¡Pincha aquí!

Descubren por primera vez en España un lagarto egipcio con patas cortas

Los investigadores han encontrado esta especie después de siglos de su presencia en la península ibérica, ya que creen que llegaron con el comercio Egipto hace 2.500 años
Imagen de un eslizón ocelado | Archivo

 

Un nuevo descubrimiento ha puesto de manifiesto que una nueva especie de lagarto con patas cortas vive en España desde hace siglos, pero que hasta ahora se desconocía su presencia en la península Ibérica. Esta nueva especie es parecida al eslizón ibérico, pero cuando son adultos son más grandes y largos, llegando a superar fácilmente los 20 centímetros.

Este réptil se puede llegar a encontrar ampliamente en la cuenca mediterránea, des de el Norte de África, hasta Oriente Próximo, Chipre, Creta, islas de Egeo, Sicilia y Cerdeña, y llegando más allá del Pakistán, Yemen y Somalia. Sin embargo, hasta ahora esta especia no había sido detectada nunca en la península Ibérica.

Los investigadores apuntan que los primeros ejemplares de esta ‘lagartija’ o eslizón ocelado (Chalcides ocellatus) llegaron hace siglos en barcos de carga procedentes del Nilo, gracias al comercio antiguo. Este descubrimiento tuvo lugar en la Sierra del Molar valenciana, cerca de una antigua colonia fenicia que estuvo activa hace unos 2.500 años.

 

 

Raíces egipcias

Los análisis genéticos de estos nuevos eslizones has demostrado una relación muy cercana a otros eslizones de Grecia, Chipre, Turquía, Yemen y Somalia, pero especialmente con la zona oriental del Delta del Nilo en Egipto, llegando a tierras ibéricas desde los puertos situados en el litoral de Egipto.

La región que rodea la Sierra del Molar y en general todo el extremo sur valenciano, ha tenido una larga historia de contactos con el Mediterráneo Oriental. Con la llegada de los fenicios y la fundación de la colonia La Fonteta, toda la zona se inundó de productos comerciales de origen egipcio y oriental.

Muchos siglos más tarde, hacia el año 743, por aquel territorio se asentaron tropas islámicas de origen egipcio. Fruto de la presencia árabe surgió en el siglo X el monocultivo de palmeras en la región, el cual aún continúa y tiene como ejemplo paradigmático el Huerto de Palmeras de Elche. La plantación de palmeras de origen egipcio también pudo ser un foco para la llegada de esta especie a la península Ibérica.

Comentarios