INSTAGRAM

🌩 Para ver fenómenos meteorológicos sorprendentes síguenos ¡Pincha aquí!

ALERTA TEMPORAL

🔴⛈ AEMET avisa de una nueva situación excepcional

Un nuevo plástico biodegradable puede reinventar los envases

Los investigadores químicos vascos junto con los americanos de la Universidad de Colorado, consiguen crear este material hecho de polímeros totalmente reciclables
Una mujer tirando una botella en un contenedor amarillo. | ECOEMBES
 

Novedosa investigación que supone un gran avance con la problemática de los plásticos y podría ser la solución a la mejora de la gestión de estos residuos. Gracias a la combinación de diversos polímeros, se ha creado un material que podría sustituir al plástico y no provocaría residuos en su reciclaje.

La investigación ha sido publicada en la revista ‘Nature Communications’ tras ser realizada conjuntamente por los investigadores de la Universidad del País Vasco y la Estatal de Colorado (Estados Unidos). Además, los resultados incentivan que no se hunda la economía del plástico, un material que su reciclaje supone muchos problemas, pero que es perfecto para conservar alimentos y garantizar su buen estado.

Material con grandes propiedades

El material descubierto es altamente manejable y tiene una baja permeabilidad a gases y/o vapores. Esto consigue conservar cualquier alimento en perfecto estado, tal y como lo haría un material de plástico o similar. Pero a diferencia de estos, este nuevo material es totalmente reciclable y no deja residuos como los plásticos comunes. Es por eso que, cada vez más, el reciclaje químico gana protagonismo.

Los tres investigadores de la Universidad del País Vasco con el polímero hecho | UPV

 

Tal y como afirma el químico Haritz Sardón, investigador de la Universidad del País Vasco, «durante el final de la vida útil de estos materiales, pueden ser reciclados químicamente obteniendo casi el material original y en esta forma, se evitan los residuos plásticos».

Utilización de dos polímeros, la clave del hallazgo

La combinación de dos tipos de polímeros ha sido clave para el éxito de este trabajo. Uno de los polímeros era más blando y no permeable, y otro más manejable pero permeable, lo cual implicaba que había que desarrollar uno que englobase las características más importantes de ambos. Por un lado, que coja la flexibilidad necesaria de uno y, por otra, las fortalezas del otro, es decir, la impermeabilidad y sobre todo que satisfaga las necesidades similares al uso de los plásticos.