INSTAGRAM

🌩 Para ver fenómenos meteorológicos sorprendentes síguenos ¡Pincha aquí!

Ya son cuatro desaparecidos tras las trágicas riadas en Cataluña

Un muerto y cuatro desaparecidos en Cataluña tras los aguaceros más terribles de los últimos 25 años

Los osos mueren de hambre por culpa del cambio climático en Canadá

Unas imágenes de unos grizzlies hambrientos en la Columbia Británica han sido el foco de polémica ante la crisis climática ya que se están quedando sin alimento por el calentamiento global
Imagen de uno de los osos hambrientos en Canadá por falta de salmones | Rolf Hicker

 

El cambio climático no entiende ni de fronteras ni de límites, y cada día son más los problemas que salen a la luz debido al calentamiento global. Y por desgracia, este fenómeno afecta a los menos responsables y a los más indefensos delante las diferentes maneras en que se traduce este cambio climático. Es conocido que uno de los más perjudicados serán las especies de animales y plantas que ante esta rapidísima alteración de los medios, no serán capaces de adaptarse a las nuevas condiciones.

Estos días es noticia la alteración de las corrientes de agua de los océanos y de la temperatura de sus aguas en la costa de Canadá que, según varios estudios, este cambio ha alterado las poblaciones de salmones que se acercan a las costas para remontar los ríos para completar su ciclo vital.

Estas nuevas condiciones del agua han hecho que las poblaciones de los salmones hayan disminuido en este ecosistema, haciendo que uno de sus principales depredadores naturales, los osos grizzlies, se encuentran en un estado de malnutrición.

El fotógrafo profesional Rolf Hicker captó, a principios de este mes, a una familia de grizzlies a las costas de Knight Inlet, en la Columbia Británica, como nunca había visto antes, prácticamente famélicos por la falta de alimentación, basada en estos salmones que remontan los ríos para la cría.

 

 

Sin alimento por culpa del cambio climático

El aumento de la temperatura del agua y las olas de calor están alterando la cadena trófica y provocando un importante descenso de las poblaciones de salmones. Esta temporada los expertos calculan que en el río Fraser, el más largo de la Columbia Británica sólo llegarán 600.000 salmones, frente a la media histórica de 5 millones de ejemplares por temporada.

Pero no solamente son los peces los que han reducido su población frente al calentamiento global. Según Hicker, los osos hambrientos no se encuentran en estas condiciones solo por la falta de peces, sino que las altas temperaturas también han afectado a muchas otras fuentes de alimentación natural de su dieta.

Comentarios