Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

INSTAGRAM

🌩 Para ver fenómenos meteorológicos sorprendentes síguenos ¡Pincha aquí!

Investigadores americanos reconstruyen el apocalíptico día que exterminó los dinosaurios

Según se desprende de esta investigación publicada en la revista PNAS, el impacto del meteorito que cayó en México provocó grandes incendios forestales y un enfriamiento global
Ilustración que muestra el inicio del exterminio de los dinosaurios | Archivo

 

Un grupo de científicos de la Universidad de Texas ha extraído unas muestras de minerales del fondo marino, en el cráter de Chicxulub, donde impactó el meteorito que exterminó los dinosaurios, que relatan con mucha fiabilidad como fue su extinción.

La investigación llamada ‘El primer día del Cenozoico’ se ha basado en el análisis de una columna de carbón extraída del borde del cráter, desde 620 hasta 750 metros de profundidad, 130 metros de rocas depositadas el día que cayó el meteorito. «Nos han permitido reconstruir lo que ocurrió desde el primer minuto después del impacto» explica un investigador.

El impacto del asteroide emitió tanta energía como 10.000 millones de bombas nucleares y provocó extensos incendios forestales que se repartieron a miles de kilómetros del cráter. Parece que el impacto liberó mucho azufre en forma de aerosoles, que bloquearon la radiación solar y helaron a los supervivientes en los meses y años siguientes.

Plataforma desde que se extrajo la muestra de minerales del cráter que provocó el meteorito en 2016 | Universidad de Texas

 

El cambio climático después el impacto remató la vida en Tierra

«Primero se asaron y después se helaron», afirma en un comunicado de prensa Sean Gulick, geofísico de la Universidad de Texas en Austin (EE.UU.) y primer autor de la investigación. Aunque el impacto tuvo efectos devastadores a escala regional, las extinciones de especies a escala global se debieron al cambio climático posterior. «El auténtico asesino tiene que ser atmosférico», añade Gulick. «La única manera de tener una extinción global masiva como esta es un efecto atmosférico».

Según las conclusiones de la investigación que desvela ‘La Vanguardia’, el calor liberado por el impacto fundió la corteza terrestre como plastilina y la onda expansiva formó un anillo de montañas en cuestión de minutos. En menos de una hora, el agua del océano inundó el fondo del cráter entrando por una abertura en el noreste del anillo de montañas y depositó una capa de 90 metros de rocas.

La colisión creó un tsunami que pudo llegar hasta el centro de Norteamérica. Por el impacto, las rocas que salieron despedidas pudieron volar más lejos y actuar como bengalas, provocando incendios a miles de kilómetros de distancia. Tiempo después, la fuerza del agua arrastró hacia el golfo de México restos de los incendios que quemaban el continente y que se acumularon en forma de carbón. Este mineral ha permitido reconstruir el último día de los dinosaurios.

Comentarios