Rescatan un oso pardo herido en León

El animal se encontraba medio sumergido y atrapado en un arroyo y presentaba riesgo de hipotermia. Fue trasladado a un centro de recuperación de fauna silvestre en Cantabria
Rescatan de un arroyo un oso pardo macho herido
Rescatan de un arroyo un oso pardo macho herido | JCYL

Los agentes forestales de Castilla y León rescataron el lunes pasado un oso pardo herido y atrapado en la localidad leonesa de Palacios de Sil. Colaboraron también técnicos de la comunidad de Asturias y Cantabria, que participaron en el rescate y traslado del animal herido al Centro de Recuperación de Fauna Silvestre dependiente de la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación del Gobierno de Cantabria, situado en la localidad de Villaescusa.

Los hechos se produjeron en la tarde de este lunes, cuando un particular alertó de la presencia de un oso pardo cantábrico herido en el municipio leonés de Palacios del Sil, y se activó el protocolo de intervención para salvarlo. Se trata de un macho de oso pardo adulto que se encontraba herido en las patas traseras, atrapado en un arroyo de agua, casi sumergido.

 

 

Para evitar que muriera de hipotermia, se procedió a capturarlo utilizando un rifle anestésico y cerbatana alrededor de las 2.00 horas de la madrugada. A continuación, fue extraído del arroyo mediante un remolque trampa específico para osos pardos.

Fue trasladado anestesiado y monitorizado en todo momento por el veterinario del operativo. Ahora se encuentra en recuperación con suministro de medicamentos para su estabilización, después que la operación resultara un éxito.

La Fundación Oso Pardo difunde el vídeo de una madre osa emancipando sus crías

 

 

En el otro lado de la península, desde los Pirineos llegan imágenes del proceso de emancipación de dos jóvenes oseznos. Cuando las crías cumplen dos años, su madre las obliga a iniciar su vida independiente rechazándolas. En el vídeo se ve como la aparición de un macho desencadena la marcha de la madre para iniciar un nuevo ciclo reproductor y obliga que las crías hagan su propio camino. Son unas imágenes excepcionales de este importante momento de la vida salvaje en los Pirineos.



Comentarios