INSTAGRAM

🌩 Para ver fenómenos meteorológicos sorprendentes síguenos ¡Pincha aquí!

Un robot regenera la Gran Barrera de Coral, víctima del cambio climático

El aparato libera millones de crías de coral con el fin de mejorar esta importante zona marina de Australia tan afectada por el aumento de la temperatura del océano
Imagen del coral en la Gran Barrera australiana | Archivo

 

Un grupo de científicos australianos está utilizando un robot con el fin de regenerar la Gran Barrera de Coral de Australia, muy perjudicada por los fatídicos efectos del cambio climático. En concreto, el aparato se encarga de liberar millones de crías de coral, tarea que permite mejorar la situación de esta zona vegetal marina tan rica a nivel medioambiental y, a la vez, tan afectada por el aumento de la temperatura del océano.

Los millones de crías de coral fueron liberados esta misma semana, después de que a principios de noviembre varios científicos de cuatro universidades del país recolectaran los gametos femeninos y masculinos de los corales para criarlos en cautiverio. Finalmente, estos han desarrollado pólipos, que es la parte viva de estos pequeños organismos.  

Con el precedente de Filipinas

Esta regeneración ha venido justo después de que a principios de año se llevara a cabo una operación muy parecida en Filipinas, en este caso a gran escala. Así lo informa la Universidad Southern Cross en un comunicado, que ha emprendido un proyecto juntamente con la Universidad Tecnológica de Queensland, la Tecnológica de Sídney y la James Cook.

 

La Gran Barrera de Coral tiene un valor medioambiental muy elevado | Archivo

 

Según explica Peter Harrison, de la Universidad Southern Cross, la técnica de restauración de larvas que se ha llevado a cabo en la Barrera de Coral ha consistido en capturar las huevas de corales que toleran el calor y se han criado millones de larvas en nidos flotantes gigantes. De este modo, se pueden dispersar antes de adherirse al arrecife.

La flota de robots ‘LarvalBot’, semiautomáticos y acuáticos, ha sido la encargada de transportar esta gran cantidad de larvas de coral expulsadas por los arrecifes dañados. «Se necesitan acciones urgentes contra el cambio climático», ha afirmado Harrison, pese a reconocer el éxito del proyecto.

La situación crítica de la Gran Barrera de Coral

Un informe del Instituto Marítimo Australiano alertaba a mediados de años que en los últimos 30 años la degradación de la Gran Barrera de Coral es «muy preocupante» y que afronta retos «sin precedentes» por el blanqueo masivo a causa del aumento de las temperaturas oceánicas y de los ciclones.

Este ecosistema marino es un tesorero acuático que alberga 400 tipos de corales, 1.500 especies de peces y 4.000 variedades de moluscos. Su degradación empezó en 1990 a causa, principalmente, del aumento de la temperatura del mar y de su acidez debido a una mayor presencia de dióxido de carbono en la atmósfera.