TEMPORAL EN DIRECTO

⛔️ ❄️La nieve deja incidencias viarias en 100 carreteras y los ríos amenazan los valles del norte

PREVISIÓN

Las afectaciones del temporal polar irán remitiendo, pero el frío intenso no cede este finde

Un septiembre lluvioso no impide que el año hidrológico termine un 11% más seco de lo normal

Las precipitaciones abundantes de este septiembre en las montañas de la mitad norte y este hacen prever un octubre bueno para encontrar muchas setas en el Sistema Ibérico y en los Pirineos Orientales.
Septiembre ha finalizado húmedo en las regiones mediterráneas y en el centro peninsular, pero no mejora la sequía de este año | Cedida

 

Este 30 de septiembre termina el año hidrológico 2018-2019, que se inicio el pasado 1 de octubre, y el balance final es poco optimista porque a pesar de las lluvias abundantes del último mes en gran parte de España, estas no han servido para paliar la sequía que arrastramos desde el invierno.

La Agencia Estatal de Meteorología informa que termina el año hidrológico con lluvia acumulada un 11% por debajo de los valores medios de los últimos 20 años. Durante este tiempo se ha acumulado hasta 565 litros por metro cuadrado, cuando en un año húmedo normal corresponderían unos 637 l/m2.

Las precipitaciones de los últimos 10 días fueron muy abundantes en zonas de la mitad norte y este, superando los 40 litros en el oeste de Galicia e interior de Lugo, en la provincia de Burgos, en la mitad más occidental de los Pirineos, en la costa de Girona, en zonas del sistema Central e Ibérico y en una franja que va desde Alicante hasta el oeste de Albacete.

Sucedieron fenómenos torrenciales puntuales en Madrid, Ciudad Real, Granada y el litoral de Gerona. En Albacete se registraron también más de 80 l/m2 y en áreas puntuales del litoral e interior de La Coruña se superaron los 120 litros.

 

Unas lluvias que emocionan a los buscadores de setas

Las lluvias de las últimas semanas en las montañas del este dan esperanza a los buscadores de setas | Archivo

 

Los chubascos importantes de los últimos temporales de este septiembre dan esperanza a la temporada otoñal de setas en las cordilleras y bosques de la mitad norte y tercio este. Las tormentas de tarde en el Sistema Ibérico y en Pirineo y las lluvias muy generosas que descargó la DANA a mediados de septiembre en el sureste levantino hacen sospechar que sus bosques de pino, roble y encina guardan comunidades seteras importantes.

El hongo dará sus frutos unos 20 días después de las lluvias si se mantienen las temperaturas agradables y la ausencia de viento frío del norte como el cierzo y la tramontana. Los expertos aficionados a las setas recomiendan buscar níscalos, boletus, llanegas negras y blancas en las montañas de Teruel, Cuenca, Guadalajara, Soria, Burgos, Albacete y Alicante, por encima de los 1.500 metros.

Algunos comentan que son optimistas de volver a casa con cestas llenas de setas en los próximos días en la Sierra de Gudar, Javalambre, en Mosqueruela, en la Sierra de Albarracín, en la Matarraña, en Urbión, la Demanda, en las cotas bajas del Pirineo de Lérida y Gerona y en las montañas de Cazorla y Segura.

Balance negativo de las precipitaciones anuales este año hidrológico 2018-2019

Por zonas, ha llovido menos de lo normal en todo el territorio nacional excepto en el Levante peninsular, junto con una franja que va desde Castellón hasta el País Vasco, en la cordillera Prebética, en el interior de Asturias y Cantabria, en zonas de Cataluña y Huesca, en la serranía de Ronda, en el archipiélago canario exceptuando el norte de Gran Canaria, en el norte y este de Mallorca, en Menorca y en Las Pitiusas. En puntos de Alicante, Murcia y Granada las lluvias duplican su valor normal.

Sin embargo, hay regiones donde el déficit supera el 25% del valor normal: están en la mayor parte de la mitad oeste peninsular, zonas de Castilla y León y norte de Madrid, Extremadura, el oeste de Castilla-La Mancha y Andalucía y puntos aislados de La Coruña, sur de Pontevedra y el pirineo oscense, así como en todas las islas del archipiélago canario a excepción de Fuerteventura.

A causa de este balance negativo, los pantanos españoles se encuentran de media en un 41% de su capacidad total, 12 puntos menos que hace un año y por debajo de la media de la década: 54,2%. El agua es abundante en las cuencas del norte y muy escasa en los embalses del centro, sur, suroeste y sureste español. Con los niveles actuales de los pantanos del área mediterranea, algunas zonas han entrado en fase de prealerta por sequía esta semana.

Comentarios