El Tiempo en España

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Unos turistas se llevan un buen susto tras ver a una araña engullir una zarigüeya

Una pareja de turistas captó el perturbador momento en una habitación de un parque nacional de Tasmania, mientras los animales colgaban del techo
Imagen de la araña zampándose la zarigüeya | JUSTINE LATTON

 

Unos turistas vivieron uno de sus peores momentos de vacaciones cuando en su habitación observaron como una araña cangrejo gigante engullía una zarigüeya. Concretamente, los hechos tuvieron lugar en una habitación del parque nacional del Monte Field, en la isla de Tasmania, Australia.

Justine Latton, una de las turistas, publicó en las redes sociales las imágenes hechas por su marido donde se observa los animales colgando del techo. En Facebook publicó un mensaje con unas imágenes de la escena: «Una araña come-zarigüeyas», añadió Latton.

 

Imágenes del sorprendente ataque de la araña gigante al mamífero | JUSTINE LATTON
 

Según el Servicio de Parques y Vida Silvestre de Tasmania, las zarigüeyas pigmeas tienen un tamaño de unos 5 centímetros. Los marsupiales pigmeos son la fauna principal de los vertebrados terrestre de Australia y los mamíferos endémicos de los continentes americano y australiano. 200 de las 270 especies totales que existen en el mundo, que habitan en Oceanía, son la fauna principal de los vertebrados terrestres de Australia.

Estos arácnidos, debido a su nula toxicidad, no suponen un peligro para los humanos. Se trata de una araña con unas dimensiones muy grandes, con sus patas en extensión puede llegar a medir los 30 centímetros de diámetro. Podríamos equiparar su tamaño con el de un cangrejo gigante.

Estos ataques no son ninguna novedad

En un zoológico de San Diego, California, la naturaleza también mostró su cara más salvaje. Por accidente, un pato acabó en la piscina donde habitaba un oso polar, cuando este se sumergió y nadó hasta el pájaro acuático, con la finalidad de atraparlo y comérselo.

En el mismo contexto, en un zoológico de Ámsterdam, un babuino arrancó la cabeza de dos crías de patos. La madre intentó protegerlos desesperadamente, asustando al mono sin parar de batir las alas ante la atenta y asustadiza mirada de los turistas, la mayoría de los cuales eran niños.

También te puede interesar...

⛅ Te enviamos gratis al móvil la previsión del tiempo de tu provincia, haz click aquí ¡Te encantará! ❣