ATENTOS AL CIELO

Luna de hielo: Llega la última luna llena del 2019 y de la década

Un estudio demuestra que los vientos se están acelerando en el mundo

Una recopilación de datos de más de 1.400 estaciones meteorológicas indica que las masas de aire se mueven más rápido en el hemisferio norte, esto mejorará el rendimiento de las centrales eólicas
Un estudio demuestra que el viento está ganando velocidad en los últimos años | Pxhere.com

Tras varias décadas en que los vientos del planeta estaban perdiendo fuerza, esta tendencia ha cambiado y la velocidad del viento ha aumentado hasta un 7% en el hemisferio norte desde 2010. Así lo confirman los resultados de un interesante análisis realizado por un equipo de investigación de la Universidad de Princeton, quién anuncia que en los últimos 30 años se registró un progresivo descenso de la velocidad del viento a razón de un 2,3% por década.

Esta investigación se inició para explicar las posibles causas de este comportamiento cíclico de las corrientes globales, porque a partir de 2010 el viento ha acelerado su energía. El equipo de Zhenzhong Zeng, coordinado por Eric Wood, ha analizado los datos de velocidad de viento recogidos entre 1978 y 2017 en más de 1.400 estaciones meteorológicas de todo el mundo.

El resultado indica que la tendencia ha cambiado desde 2010 y el viento gana velocidad tres veces mayor que el ritmo de desaceleración de las décadas anteriores. Sobre las posibles causas, los autores han analizado si los cambios en la vegetación y en la urbanización del planeta han afectado a estos patrones, sin encontrar evidencias claras. Estos resultados se publicaron ayer en la revista ‘Nature Climate Change’.

 

Algunas causas del repunte de velocidad

El cambio de tendencia actual se puede deber a la relación entre nuestra atmósfera y los océanos, y los ciclos entre ambas alteran las distribuciones globales de temperatura y presión y modifican la velocidad de los vientos oceánicos. El estudio aporta nuevos datos que muestran que esta relación también altera la velocidad de los vientos en tierra.

De hecho, el estudio muestra que en cada región del planeta actúan variaciones específicas de estos factores, incluido el calentamiento inusual de algunas zonas continentales, que habrían tenido un papel importante en el cambio de tendencia.

Que haya más viento favorece la producción de energía eléctrica en los parques eólicos | Pxhere.com

Más velocidad del viento, más producción de energía renovable en aerogeneradores

Los investigadores también analizan cómo pueden afectar los cambios en la producción de energía eólica y calculan que un aerogenerador habrá producido alrededor de un 17% más de energía en 2017 que en 2010 gracias a esta tendencia. Y haciendo una proyección de futuro calculan que el incremento podría ser del 34% para el año 2024.

Los investigadores apuntan que el aumento de la eficiencia de la energía eólica en lugares como Estados Unidos en los últimos años se debería en buena parte por la subida de las velocidades del viento, y no por la mejora de la tecnología de los aerogeneradores. «Predecimos que la tendencia de aumento de velocidad del viento continuará durante los próximos diez años, pero puede que dentro de una década se vuelva a invertir», asegura Zeng.

Dado que la vida media de un aerogenerador este unos 20 años, tener proyecciones sobre la velocidad del viento en determinados sitios podría ser crucial para hacer inversiones inteligentes en la energía eólica y extender más el uso de estas energías renovables.

«Conocer posibles caídas en la velocidad de los vientos a largo plazo puede ser, desde luego, muy útil para planificar el futuro de las infraestructuras eólicas», asegura Charles Meneveau, experto en esta temática. «Este tipo de investigación, mezclando geociencias e ingeniería para comprender un fenómeno con impacto social, es oportuno y mejorará nuestro entendimiento de las conexiones entre el clima y la sociedad».