INSTAGRAM

🌩 Para ver fenómenos meteorológicos sorprendentes síguenos ¡Pincha aquí!

TEMPORAL CANARIAS

Bonitas imágenes y vídeos de la primera nevada de la temporada en el Teide

COP25 MADRID

Greta Thunberg visita la Cumbre del Clima

El 75% de España en riesgo de desertificación por la sequía

Los expertos en medio ambiente alertan que la sequía será la amenaza más importante del cambio climático en España y que está en peligro de desertificación
España se encuentra con el 75% de su extensión en peligro de desertificación | PixaBay

A solo un par de semanas del inicio de la Cumbre del Clima en Madrid, expertos e investigadores españoles han alertado que, tras el análisis de la sequía y escasez del agua, España se encuentra con el 75% de su extensión en peligro de desertificación.

En este sentido, Greenpeace, junto con los expertos, ha criticado que las reservas de agua embalsada, a fecha de 18 de noviembre de 2019, se encuentra al 43,6%, un 6,5% más que la ‘grave’ sequía de 2017. Además, aseguran que casi una cuarta parte de España se puede considerar ‘desierto’.

Con el aumento de la temperatura global, la sequía se incrementará, aunque las lluvias se mantengan. Según el meteorólogo de la Agencia Estatal de Meteorología, Ernesto Rodríguez, esto se debería a que habría una mayor demanda evaporativa por las altas temperaturas. «Es habitual que estemos en un periodo de sequías extremas y en cuestión de semanas tener inundaciones», ha sentenciado.

En este sentido, ha destacado que en las últimas cinco décadas se ha observado una reducción «apreciable» de la precipitación y un aumento de la demanda evaporativa, por lo que hay menos disponibilidad de agua. Además, los escenarios prevén que habrá una reducción del 16% de las lluvias, incrementándose los períodos más secos.

 

 

Menos agua en las cuencas

Siguiendo la misma línea, Leandro Moral, catedrático de Geografía Humana de la Universidad de Sevilla y miembro de la Fundación Nueva Cultura del Agua, ha indicado que se constatan unas reducciones de entre el 10% en algunas cuencas occidentales y hasta el 30% en el medio oeste.

Esta reducción produce deterioros de los ecosistemas acuáticos y obligará a prestar más atención a aumentar los caudales ecológicos. Por otra parte, la gestión del agua tendrá que ser una pieza fundamental de la política del clima, un instrumento para adaptarnos a las alteraciones hidrológicas a la vez que para minimizar esas alteraciones.

 

Más sequía, más desigualdad

Según la investigadora de la Universidad Politécnica de Madrid y de la Universidad de Columbia (Nueva York), Ana Iglesias, «la falta de recursos y el estrés hídrico causará más desigualdad en España. Los más vulnerables, los pequeños agricultores, serán siempre los que más afectados estén».

«Una España más seca no quiere decir que vaya a haber menos inundaciones. En el tema de la justicia medioambiental lo vamos a ver todo cada vez más relevante», ha subrayado Iglesias.

 

 

Actuaciones ante el grave escenario

Greenpeace, ante esta situación, ha demandado la formación de un Gobierno que eleve la ambición climática en el Plan Nacional del Clima y Energía, así como una Ley de Cambio Climático y Transición Energética que incluya reducciones de emisiones o un sistema eléctrico renovable, entre otros.

La organización ha afirmado que aproximadamente 32 millones de personas ya se han visto afectadas por el cambio climático en España y que se está produciendo un incremento del nivel del Mediterráneo estimado en 3,4 mm por año. Los veranos, según datos de Greenpeace, son casi cinco semanas más largos que a comienzos de la década de 1980.

Además, la extensión de los climas semiáridos ha aumentado en más de 30.000 km2, en torno al 6% de la superficie de España, y que los bosques retienen cada año un 0,2 – 0,3% menos de carbono a consecuencia del aumento del CO2 y la sequía.