INSTAGRAM

🌩 Para ver fenómenos meteorológicos sorprendentes síguenos ¡Pincha aquí!

Arde el Amazonas, el pulmón verde del planeta en estado de emergencia por los graves incendios

Más de 10.000 incendios forestales y hasta 68 reservas protegidas arden sin control en la selva amazónica. Los fuegos se han incrementado un 60% respecto años anteriores
Los incendios en la Amazonia se han multiplicado en este último año | Loren McIntyre

 

Brasil ha decretado el estado de emergencia por los incendios forestales en la selva amazónica, uno de los principales pulmones de la Tierra. Tras más de 16 días en llamas, se han movilizado todos los efectivos disponibles para intentar minimizar el desastre medioambiental que parece irreversible.

Y es que arde la Amazonia. Desde la frontera con Perú hasta Venezuela, los incendios se multiplican a ritmo de vértigo. Según los últimos datos obtenidos a partir de imágenes por satélite del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales de Brasil (INPE), se han producido en lo que va de año 33.000 incendios forestales, un 60% más frente a la media de los últimos tres años.

 

En todo el Brasil, los incendios han subido aún más, el 83%, batiéndose récords. Des de inicios de año, ya llevan más de 70.000 focos detectados, la cifra más alta desde 2013 cuando se comenzó a divulgarse estos datos. Coinciden con niveles muy altos de deforestación que, según la mayoría de los expertos, tienen que ver con la falta de interés en la protección medioambiental del Gobierno.

Imagen de satélite de los incendios en el Amazonas | NASA

 

Los incendios ya han afectado a 68 reservas naturales protegidas o por los indígenas que viven allí. Son varios los estados brasileños afectados. Los fuegos forestales también han aumentado en Mato Grosso y Pará, dos estados donde la frontera agrícola de Brasil ha entrado en la cuenca del Amazonas, eje del mayor bosque tropical de un planeta amenazado por el calentamiento global.

 

 

El origen de los incendios

El aumento sin precedentes coincide con el inicio del mandato de Jair Bolsonaro, el actual presidente de Brasil, que al asumir el cargo prometió desarrollar la región amazónica para la agricultura y la minería.

Los incendios forestales son comunes en la estación seca, pero también son provocados deliberadamente por agricultores que deforestan ilegalmente tierras para la cría de ganado, según denuncian las organizaciones ambientalistas de la región.

Alberto Setzer, investigador del INPE, niega que se pueda echar la culpa a la estación seca o los fenómenos naturales por si solos: «la estación seca crea condiciones favorables para la propagación del fuego, pero su inicio es obra de los humanos, ya sea deliberadamente o por accidente».

Deforestación ilegal localizada por Greenpeace | Greenpeace

 

Los resultados serán catastróficos para Brasil y para el planeta, según advirtió Carlos Nobre, autoridad sobre el cambio climático, que recibió el premio Nobel de La Paz en el 2007: Con el ritmo actual de deforestación, en 20 o 30 años, en el sur y el este de Amazonia, estamos hablando de un 50% o un 60% de la selva actual, se va a convertir en sabana degradada y será irreversible», aseguró.

La deforestación cayó en Brasil de forma radical, más del 80%, entre el 2003 y el 2012, durante los gobiernos de Luis Inacio Lula da Silva, pero ha venido subiendo desde entonces y en estos momentos todo indica que se acelera la destrucción forestal.