ATENTOS AL CIELO

Luna de hielo: Llega la última luna llena del 2019 y de la década

El Banco Europeo de Inversiones dejará de financiar los combustibles fósiles en 2022

El BEI movilizará hasta un billón de euros para luchar contra el cambio climático hasta el 2030 y apostará por la tecnología de bajas emisiones
El Banco Europeo de Inversiones dejará de financiar los combustibles fósiles en 2022 | Agencias

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) dejará de financiar los proyectos de combustibles fósiles a partir de 2022, en una decisión histórica. La nueva política de préstamos de energía del banco, impedirá la mayoría de los proyectos de combustibles fósiles, incluido el uso tradicional de gas natural. «Este es un primer paso importante, pero no es el último», dijo el vicepresidente del banco, Andrew McDowell.

Este cambio de rumbo también ha acordado movilizar un billón de euros para la lucha contra el cambio climático hasta el 2030 y apostará por la tecnología de bajas emisiones de dióxido de carbono con el objetivo de conseguir que la cuota de energía renovable sea del 32% en toda la Unión Europea el 2030.

«El clima es una cuestión prioritaria en la agenda política actual», ha dicho el presidente del BEI, Werner Hoyer, a través de un comunicado. «Es la estrategia de inversión climática más ambiciosa que cualquier otra institución financiera pública del mundo ha hecho hasta ahora».

El BEI movilizará un billón de euros para la lucha contra el cambio climático | PixaBay

Un gran paso a favor de la lucha climática

Las organizaciones medioambientales celebraron la decisión del BEI. «Me quito el sombrero ante el Banco Europeo de Inversiones y aquellos países que lucharon duro para ayudarlo a establecer un punto de referencia mundial hoy», dijo Sebastien Godinot, economista de WWF EU en un comunicado.

Según la nueva política, los proyectos de energía que soliciten financiamiento del BEI deberán demostrar que pueden producir un kilovatio hora de energía mientras emiten menos de 250 gramos de dióxido de carbono, una medida que prohíbe las centrales eléctricas tradicionales que queman gas.

Los proyectos de gas aún son posibles, pero tendrían que basarse en lo que el banco llamó “nuevas tecnologías”, como la captura y almacenamiento de carbono, la combinación de generación de calor y energía o la mezcla de gases renovables con el gas natural fósil.

«En los próximos dos años trabajaremos para asegurarnos que la próxima revisión de la política de préstamos del BEI ponga fin a las inversiones en gas natural y otras inversiones energéticas ‘bajas en carbono’, ya que todas ellas son contaminantes», ha señalado el vicepresidente del grupo de los Verdes/ALE.