TEMPORAL EN DIRECTO

⛔️ ❄️La nieve deja sin clase a cientos de alumnos e incidencias viarias en 76 carreteras

Bristol, la primera ciudad británica que prohibirá los automóviles con diésel

Las restricciones se aplicarán en el centro de la ciudad donde a partir del 2021 los motores diésel no podrán acceder, excepto los vehículos comerciales con previo pago de una tasa
Bristol limitará el tránsito de vehículos que usan gasóleo | Archivo

Una nueva normativa ambiental limitará el tránsito de vehículos que usan gasóleo en Bristol. Esta nueva prohibición al diésel ha sido aprobada esta semana de acuerdo con la reglamentación estatal de protección de calidad del aire y tras el resultado favorable de una consulta pública.

De esto modo, Bristol será la primera ciudad británica en aplicar una prohibición de circulación para los automóviles con motor diésel. Si se confirman los pasos legales pendientes de aprobación, la normativa entrará en vigor en marzo de 2021.

Para el alcalde de Bristol, Marvin Rees, ha definido el proyecto como un «deber moral, ecológico y legal» para mejorar y asegurar la calidad del aire limitando a los vehículos diésel. Y es que Bristol es una de las varias ciudades británicas en los que se superan con relativa frecuencia los niveles de contaminación del aire y el tráfico de vehículos diésel es una de las causas.

 

 

Prohibiciones, pero con matices

La prohibición de circulación no será general, sino que se limitará a la zona central de la ciudad y se aplicará solamente a los vehículos diésel particulares. Además, la prohibición no tendrá efectos por la noche.

Los vehículos comerciales con motor diésel, como los taxis, autobuses, camiones, entre otros, podrán circular por la zona central de la ciudad previo pago de una tasa específica de entre 9 y 100 euros al día. Este método se llevará a cabo mediante un sistema automático de detección de vehículos diésel por identificación de la matrícula.

 

 

Graves índices de calidad del aire

La Agencia Europea de Medio Ambiente calcula que la contaminación del aire provoca cada año en el Reino Unido unas 40.000 muertes prematuras, 23.500 de las cuales están vinculadas a la presencia en la atmósfera de óxidos de nitrógeno.

Diversas ciudades británicas, incluida Londres, han elaborado o están en proceso de aprobación de normativas de control de la calidad del aire en las que se incluirán, también, posibles restricciones para los vehículos diésel, tal y como practicará Bristol.

Comentarios