El Tiempo en España

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

El calentamiento global podrá elevar el nivel del mar más de 2 metros

El avance del mar hacia el interior de los continentes significaría el desplazamiento de hasta 187 millones de personas
El problema del deshielo es una amenaza global, afectará todas las costas | EFE

 

Si el casquete de hielo de la Antártida y Groenlandia sigue derritiéndose por culpa del calentamiento global, dará como consecuencia inevitable la subida del nivel del mar en todo el mundo y la desaparición de muchas tierras costeras, con sus ciudades.

Un estudio liderado por la Universidad de Bristol y publicado en la revista PNAS ha datado el momento del grave avance de las aguas oceánicas tierra adentro, y no falta tanto. Según esta investigación, el nivel del mar podría crecer por encima de los 2 metros de altura antes de que termine el siglo XXI. Esta grave consecuencia será más rápida de lo que se pensaba.

Con este futuro escenario, cientos de miles de pueblos y ciudades serán arrasadas por las olas. Los expertos vaticinan que, si no se realizan medidas protectoras enfrente la costa o se mitiga la subida de la temperatura, ciudades como Shanghái, Los Ángeles o Barcelona pueden desaparecer.

 

Hasta 200 millones de personas pueden perder su hogar

El director de la investigación, el profesor Bamber, prevé que, si la temperatura de la Tierra aumenta hasta los 5ºC, el aumento del nivel del mar será catastrófico. Hasta ahora se estimaba un aumento entre 0,52 y 0,98 m, pero no los 2 metros previstos.

Esta subida provocaría enormes problemas sociales, porque están amenazados casi dos millones de kilómetros cuadrados en todo el mundo, una superficie parecida a tres veces el tamaño de España. El experto pronostica que hay 187 millones de personas en riesgo de muerte directa por inundaciones.

Aunque la probabilidad que terminamos en esta situación tan dramática es muy baja, no debe descartarse. Todavía hay tiempo para evitar esta tragedia trabajando para que no se deshiele el Ártico y la Antártida. «Lo que decidamos hacer colectivamente como especie global durante la próxima década determinará el futuro de las próximas generaciones en términos de la habitabilidad del planeta y el tipo de entorno en el que viven», asegura Bamber.

 

También te puede interesar...