ATENTOS AL CIELO

Luna de hielo: Llega la última luna llena del 2019 y de la década

COP25: una década de niveles récord de temperaturas

Una vez finalice este 2019 ,que se ha caracterizado por un año con temperaturas máximas extremas en todo el planeta, cerrará una década con unos registros sin precedentes
El 2019 cerrará una década con niveles récord de temperaturas | PixaBay

La COP25 ya ha empezado y con él también la publicación de nuevos informes y actualización de registros referentes a la crisis ambiental. Este año, caracterizado por un ambiente muy cálido en todo el planta y récords de temperaturas máximas absolutas, cerrará un ciclo de 10 años también histórico y sin precedentes.

Así lo ha anunciado el secretario general de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), Petteri Taalas. «El 2019 cerrará una década con niveles récord de temperaturas y este año será, al menos, el segundo o tercero más caluroso desde que existen registros».

Estas temperaturas excepcionales están teniendo un alto impacto en el clima. «Las evidencias confirman que se está derritiendo cada vez más hielo en los polos, está aumentando las olas de calor y su intensidad, las inundaciones, las tormentas y los fenómenos meteorológicos extremos», añade Taalas.

 

 

Necesidad de cambios ahora

Las expectativas futuras no son del todo convincentes ni positivas, ya que según Taalas, aunque las evidencias confirman que se está haciendo esfuerzos y aumentando la ambición para luchar contra el cambio climático en todo el mundo, no es suficiente.

Así lo demuestran los registros de temperatura. Este 2019, con datos hasta octubre, la temperatura fue 1,1 ºC por encima de los niveles del periodo industrial, y según lo pronosticado, no parará de crecer durante los próximos años si no hay un cambio en la política contra la crisis climática. «Si no tomamos medidas climáticas ahora, nos dirigimos a un aumento de la temperatura de más de 3ºC para finales de siglo, con impactos cada vez más perjudiciales para el bienestar humano», apunta Taalas.

Uno de los principales impactos del cambio climático son los patrones de lluvia, que serán más erráticos. Esto representa una amenaza para el rendimiento de los cultivos y, combinado con el aumento de la población, significará desafíos considerables para la seguridad alimentaria de los países vulnerables.

Taalas, también resalta que «las concentraciones de dióxido de carbono en la atmósfera, que es el principal gas causante del efecto invernadero, alcanzaron un nivel récord de 407,8 partes por millón en 2018, y continuaron creciendo en 2019».