El Tiempo en España

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Llegan chubascos de nieve en cotas bajas a partir del miércoles

La primera irrupción de aire frío polar del invierno devolverá la inestabilidad atmosférica en el tercio norte y en el área mediterránea con probables nevadas débiles
Se acerca la primera irrupción de frío polar de este invierno | Archivo

 

Como hemos ido anunciando los últimos días, la nueva posición del anticiclón permitirá la entrada a la península de una masa de aire muy fría de origen polar proveniente del noreste de Europa. Aunque el anticiclón seguirá bloqueando el paso de frentes de lluvias atlánticos a nuestro país, una borrasca continental de dirigirá a nuestra casa y entrará por el este el miércoles extendiéndose a lo largo del jueves al resto de la península y Baleares, según un comunicado de Aemet.

Se prevé que esta baja retrógrada, tal como la llaman los meteorólogos, llegue un poco húmeda e inestabilizará la atmosfera del noreste del país, de Baleares y el Levante español. Además de provocar un frío de narices en todas las altitudes, en zonas con o sin niebla, provocará algunas lluvias que serán en forma de nieve en cotas muy bajas.

 

Las regiones donde será más fácil ver nevadas

La nieve podría llegar a la costa vasca y cántabra este jueves y viernes | EFE

 

A pesar que la nueva masa de aire polar que nos afectará es poco húmeda porque al cruzar el continente europeo se habrá secado y enfriado, al entrar en contacto con el mar Mediterráneo, fabricará nubes que podrían desencadenar algunas tormentas y una situación de nevadas a una cota de 400 metros o inferior en Mallorca y en el área montañosa del Cabo de Nao, en Alicante. No se descartan algunos chubascos en la costa andaluza pero de nieve en las béticas.

Una situación de advección de norte trae habitualmente nevadas en los Pirineos y Cordillera Cantábrica, y en este caso nevará débilmente en el Cantábrico oriental (mitad este de Asturias, Cantabria y País Vasco), pudiendo saltar al norte de Castilla y León y al sistema Ibérico riojano; y por supuesto en la cara norte de los Pirineos (norte de Navarra, Aragón y Cataluña). Sin embargo, el descenso de las temperaturas será tan brusco que las precipitaciones en estas comunidades se desplomarán en formar de nieve hasta los 200 metros o quizás a nivel de mar.

El viernes remitirán las nevadas a cotas bajas, generalmente de carácter débil, testimoniales en altitudes menores a los 600 metros, aunque en Mallorca pueden tener cierta intensidad y en la Sierra de Tramuntana cuajarían varios centímetros. En la cara norte de los Pirineos, la nevada a todas las cotas dejaría como máximo 25 cm en la zona central y en el Pirineo francés.

 

 

La pequeña ola de frío termina el fin de semana

El temporal de frío y nevadas aflojará entre el viernes y el sábado. Después de 3 días con heladas fuertes en la mayoría de la península y temperaturas nocturnas que bajarán de los -10º en algunos puntos de la mitad norte, es muy probable que las temperaturas comiencen a recuperarse el sábado, especialmente las diurnas. El fin de semana será más soleado y menos frío que lo que se avecina entre el miércoles y el sábado.