INSTAGRAM

🌩 Para ver fenómenos meteorológicos sorprendentes síguenos ¡Pincha aquí!

La crisis climática deteriorará de por vida la salud de los niños

Un informe de ‘Lancet Countdown’ pronostica graves problemas de salud para las nuevas generaciones si no se toman medidas drásticas contra el cambio climático
China es uno de los países del mundo con más contaminación | Archivo

 

Un nuevo estudio de ‘Lancet Countdown’ informa que un mundo recalentado afecta a la salud en una «multitud de maneras interconectadas», explica el estudio. Las olas de calor y frío, la contaminación espessa, los episodios meteorológicos extremos o la expansión de enfermedades infecciosas derivados de la alteración del clima inciden especialmente en los grupos más vulnerables como son los más jóvenes y los más ancianos. Aunque existen diferencias regionales, la crisis climática siempre afecta más a los individuos más frágiles de nuestro planeta y nuestra sociedad según los expertos.

Un niño que nazca hoy vivirá en un mundo que será 4ºC más cálido que la media de la época preindustrial, explican los investigadores de 35 centros científicos que han colaborado en el informe. El incremento de la frecuencia, intensidad y duración de los picos de calor es el impacto más inmediato en la salud de las personas.

 

Problemática de las de calor

Este análisis global explica cómo en grandes áreas como Europa o Japón cada vez más población tiene que afrontar olas de calor. En España, los picos duran ahora el triple que a finales del siglo XX. La media de días con calor especialmente alto ha pasado de 5 a 15 días. También llegan cada vez más temprano. Siete de las nueve olas registradas antes de un 1 de julio fueron a partir de 2001, como ha constatado la Agencia Estatal de Meteorología.

El informe internacional señala que, además de los pequeños, este fenómeno ataca con fuerza a la población mayor de 65 años. Europa en general y el área mediterránea en particular destacan por una mezcla de subida de temperaturas y envejecimiento acelerado de la población. 

En este sentido, la investigadora del Instituto de Salud Carlos III, Cristina Linares, explica que, en España, la mortalidad por olas de calor ha conseguido frenarse gracias a planes específicos contra estos episodios, que «se han mostrado efectivos», pero, advierte, el impacto por frío extremo ha crecido.

Un joven se refresca en una fuente bajo un sol de justicia y temperaturas extremas | Archivo

Enfermedades y desnutrición infantil

El cambio climático influye en la facilidad del ambiente para la expansión de enfermedades infecciosas y está reduciendo las cosechas. Los lactantes y niños de corta edad padecen con más virulencia la mala nutrición que, además, hipoteca su salud al deteriorar su desarrollo. «Existe un riesgo real de amenaza en la producción de alimentos y los niños en la primera infancia suelen ser los más propensos a sufrir secuelas permanentes», insiste el investigador Martínez-Urtaza.

 

Contaminación aguda en el futuro

Contaminación atmosférica y cambio climático tienen un nexo de unión fortísimo: ambos proceden de la quema de combustibles fósiles como el carbón, el petróleo o el gas. La polución del aire, lesiona los organismos en crecimiento: «En la adolescencia la contaminación perjudica el corazón, los pulmones y todos los demás órganos vitales». Y, además, los efectos se van acumulando en el tiempo.

Como consecuencia, el informe calcula que, al año, unos 2,9 millones de fallecimientos son atribuibles a las micropartículas PM 2,5 suspendidas en el aire. Uno de sus principales emisores son los motores diésel. La Agencia Europea de Medio Ambiente calcula que en España unas 38.000 personas mueren prematuramente por la contaminación.